Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RSF denuncia que hay 52 periodistas secuestrados y 348 encarcelados en todo el mundo

Define a Turquía como "la mayor prisión del mundo" para periodistas profesionales y a China como el país que más informadores encarcela
Un total de 52 periodistas permanecen secuestrados en todo el mundo y 348 informadores están encarcelados por haber ejercido su labor informativa, según denuncia Reporteros Sin Fronteras (RSF) en su balance de 2016.
El grupo terrorista Estado Islámico es el grupo que más periodistas tiene secuestrados, con un total de 21 reporteros cautivos, seguido por los rebeldes huthis, que mantienen privados de libertad a 15 informadores en Yemen. En Mosul, el bastión de Estado Islámico en el norte de Irak, el grupo terrorista tiene en su poder "desde hace cerca de dos años" a diez periodistas y colaboradores de medios de comunicación.
"Los periodistas son uno de los principales objetivos de los yihadistas del grupo Estado Islámico, que buscan acallar toda crítica, hacer que reine el terror y exigir rescates para alimentar su maquinaria de guerra", ha señalado.
En este sentido, ha alertado de que los reporteros capturados por Estado Islámico corren "una suerte terrible" porque "o sufren una ejecución bárbara que es filmada y difundida en redes sociales" o "el grupo utiliza su imagen para su odiosa propaganda". Además, ha condenado "la cobarde utilización" que hace Estado Islámico del periodista británico John Cantlie para "alimentar la propaganda yihadista".
LOS HUTHIS DECLARARON LA GUERRA ABIERTA A LOS PERIODISTAS
Sobre los huthis, RSF ha denunciado que cuando tomaron Saná declararon "abiertamente la guerra a los periodistas" y que no aceptan las críticas.
Hasta el 1 de diciembre de 2016, 52 periodistas permanecen secuestrados en el mundo, todos ellos varones. En 2015, la cifra de reporteros secuestrados era de 61. Este año, todos los secuestros han tenido lugar en Oriente Próximo, en tres países marcados por la guerra: Siria, Irak y Yemen. De los 52 periodistas cautivos, 44 son periodistas profesionales, tres son "periodistas ciudadanos" y cinco son colaboradores de medios de comunicación.
Según el informe redactado por RSF, Siria sigue estando a la cabeza de los países más peligrosos para el ejercicio del periodismo, con 26 periodistas secuestrados. En Yemen, los huthis se han convertido en los principales enemigos de los periodistas que son críticos con sus acciones. "Los huthis no toleran las críticas y actualmente tienen como rehenes a no menos de quince periodistas y colaboradores de medios, todos locales", ha señalado la ONG.
Tras recordar que un periodista burundés, Jean Birigimana, lleva desaparecido desde el 22 de julio, RSF ha reiterado su petición a las autoridades del país africano para que impulsen una investigación independiente por la desaparición del reportero. Hasta la fecha, la ONG ha recabado más de 11.000 firmas de apoyo a dicha petición.
MÁS REPORTEROS DETENIDOS QUE EN 2015
Reporteros Sin Fronteras ha contado que hay 348 reporteros encarcelados en todo el mundo por hacer su trabajo, de los cuales 187 son periodistas profesionales, 146 son "periodistas ciudadanos" y quince son colaboradores de medios.
La cifra de informadores detenidos es mayor que la de 2015, cuando había 328 encarcelados por realizar su trabajo. El número de mujeres periodistas encarceladas se ha duplicado este año, lo que demuestra, a juicio de RSF, que "cada vez más mujeres ejercen este oficio pero también el desastre en el que se ha sumido Turquía, que acumula la tercera parte de las periodistas detenidas en el mundo".
Por países, Reporteros Sin Fronteras ha denunciado que desde el fallido golpe de Estado del 15 de julio Turquía se ha convertido en "la mayor prisión del mundo para los periodistas profesionales", "como ya había ocurrido en 2012 y 2013. "Las detenciones se multiplicaron y el Gobierno cerró por decreto los principales medios de comunicación críticos, aprovechando el estado de emergencia para acabar con el pluralismo".
En este sentido, ha asegurado que en Turquía hay "más de un centenar de periodistas encarcelados" y ha recalcado que "al menos 41 de ellos" están entre rejas "a causa de su profesión". RSF también ha asegurado que China continúa siendo "la mayor prisión del mundo para quienes se dedican a la información", con más de 100 periodistas y blogueros encarcelados.
Por último, la organización de defensa de la libertad de prensa ha recordado el caso de Egipto, donde hay 27 periodistas encarcelados y donde "la mordaza" sobre quienes informan "ha dado un giro muy preocupante". "El régimen del presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, persigue a cualquier persona que tenga relación, estrecha o lejana, con los Hermanos Musulmanes", ha concluido.