Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin descarta el envío de tropas a Siria y niega la entrada en una guerra "interreligiosa"

Vladimir Putin durante el desfile del Día de la VictoriaReuters

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha descartado el envío de tropas a Siria y ha asegurado que los "amigos" de Damasco ya saben que no tendrá lugar una ofensiva terrestre, "independientemente de lo que ocurra" durante el conflicto.

La aviación rusa inició el 30 de septiembre los ataques aéreos contra grupos terroristas en Siria, principalmente Estado Islámico. Desde entonces, también ha ampliado esta ofensiva lanzado misiles desde el mar Caspio.
Sin embargo, la hipotética ofensiva terrestre está "descartada", en palabras de Putin, que ha concedido una entrevista a la cadena de televisión Rossiya-24. "Independientemente de lo que ocurra, no vamos a hacerlo y nuestros amigos sirios lo saben", ha subrayado, en alusión al régimen de Bashar al Assad.
Putin, asimismo, ha negado que la ofensiva lanzada en Siria haya sido improvisada. En este sentido, ha afirmado que antes del inicio de las operaciones se realizaron operaciones de reconocimiento "aéreo y espacial" y se compararon datos con otras fuentes.
"CORTESÍA" RUSA
Rusia actúa en Siria al margen de la coalición antiterrorista que encabeza Estados Unidos y, a diferencia de este bloque, cuenta con el permiso del régimen de Al Assad. Los contactos entre rusos y norteamericanos se han limitado hasta ahora a garantizar la seguridad de sus respectivos aviones.
Putin ha asegurado que no pierde la esperanza de que otros países se sumen a la ofensiva de Rusia, con la que Moscú no quiere ni iniciar una guerra interreligiosa ni crear un imperio, según las palabras del propio mandatario, recogidas por las agencias de noticias rusas.
El presidente ha dicho estar abierto a "esfuerzos conjuntos" y ha puesto como ejemplo de esta voluntad la notificación dada a la comunidad internacional por "cortesía". "Nunca nos han notificado misiones similares, pero nosotros hemos decidido hacerlo", ha indicado.
Putin ha añadido que "la opción más fácil" sería unirse a Rusia, habida cuenta de que es el único país que tiene "mandato" del Gobierno sirio. El mandatario ha aprovechado para poner en cuestión a la coalición estadounidense por lanzar una operación "ilegal".