Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin y Al Assad hablan sobre el "proceso político" en Siria tras la reconquista de Alepo

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo sirio, Bashar al Assad, han hablado por teléfono este viernes para relanzar el proceso de paz en la nación árabe, después de que el Gobierno reconquistara la zona rebelde de Alepo, una de sus mayores victorias militares.
Putin ha llamado a Al Assad para felicitarle "por el fin de la operación para liberar Alepo", según ha informado el Kremlin en un comunicado. El presidente ruso ha atribuido este "éxito" a la cooperación en la "lucha antiterrorista".
Putin, citado por la agencia de noticias Sputnik, ha enfatizado que "el objetivo principal es aunar esfuerzos para avanzar hacia la solución pacífica" de la guerra a través de "un acuerdo para una resolución integral de la crisis siria".
Al Assad, por su parte, ha dado las gracias a Putin por el apoyo de Rusia, "un aliado clave que ha contribuido, junto a otros, a liberar Alepo". "La victoria en Alepo allana el camino al trabajo político", ha afirmado, apuntando que intentará que "los actores que han huido del proceso político" se sumen a la "reconciliación".
Alepo, una importante ciudad, cayó en manos del Gobierno el pasado jueves después de semanas de ofensiva. Unas 35.000 personas, entre civiles y combatientes, han salido del este de Alepo, antigua zona rebelde, en la última semana. La mayoría ha huido hacia Idleb, bastión insurgente, que podría ser el próximo objetivo de Al Assad.