Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primeras investigaciones sobre el origen del fuego en el edificio de Londres

Los propios vecinos habían anunciado esta tragedia. La Torre Grenfell podía ser pasto de las llamas por los materiales empleados tras una reforma hace un año. Denunciaban el uso  de componentes como el plástico para embellecer el edificio y la ausencia de suficientes salidas de emergencia.

Tenía una nueva cara tras la remodelación, el bloque, construido en 1974, albergaba 120 viviendas sociales en el lujoso barrio londinense de Kensington.

La causa del fuego sigue siendo desconocida, según la portavoz de los bomberos. Algunos testigos hablaban de un cortocircuito en un frigorífico y ponen el grito en el cielo.

Las alarmas de incendios no han saltado  y algunos vecinos  aseguran que nadie les alertó cuando se declaró el fuego. El alcalde de Londres reconocía que hay mucho que investigar.

Los bomberos siguen trabajando con sumo cuidado por el posible riesgo de derrumbe. El bloque puede haber sido una ratonera para centenares de personas a la que ahora buscan en los hospitales o en las redes sociales.