Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Petro Poroshenko toma posesión y llama a la paz en Ucrania

Poroshenko toma posesión llamando a la paz en Ucrania con la integración europea por banderaInformativos Telecinco

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha rematado su toma de posesión con un discurso en el que ha pedido a los separatistas que abandonen sus armas y abracen su propuesta para construir una Ucrania unida con la integración con la Unión Europea, pero sin descuidar la idiosincrasia de las regiones del este del país, de las que ha prometido mayores competencias de Gobierno.

"Tenemos el apoyo de todos. Ucrania está unida en torno a sus valores. Extiendo mi mano a quienes votaron por mí, y a quienes no. La integración europea es el camino. Gloria a Ucrania", ha declarado Petro Poroshenko, presidente de Ucrania, para cerrar su discurso como quinto presidente del país, tras la victoria directa ganada en las elecciones del mes pasado.
"No quiero guerra. No quiero venganza. Quiero que haya paz", ha manifestado el presidente en alusión directa a los separatistas. "Por favor, depongan las armas y garantizaré la amnistía para todos aquellos que no tengan las manos manchadas de sangre", ha declarado.
Además, Poroshenko ha prometido la apertura de un paso seguro para que los mercenarios que combaten en el este del país contra las tropas ucranianas puedan abandonar los enfrentamientos con plenas garantías de supervivencia.
El presidente ha declarado que tiene intención de firmar "muy pronto" el acuerdo económico de asociación con la Unión Europea "como primer paso de su integración en el bloque como miembro de pleno derecho". Esta iniciativa, no obstante, coincidirá con un proceso de descentralización estatal destinado a conceder mayores competencias a la Ucrania rusófona, aunque sin caer en un modelo federalizado más alineado con los deseos del Kremlin.
En este sentido, Poroshenko se ha comprometido a mantener la integridad de Ucrania comenzando por la península de Crimea, que "ha sido, es y será" parte de Ucrania a pesar de que los crimeos decidieron la autodeterminación en referéndum antes de que Rusia declarara la incorporación de la península a su federación.