Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presentan en el Constitucional surcoreano 210.000 firmas de ciudadanos que piden la destitución de Park

El diputado Ahn Cheol Soo, del opositor Partido Popular, ha presentado este lunes ante el Tribunal Constitucional de Corea del Sur una petición firmada por unos 210.000 ciudadanos que exigen la destitución de la apartada presidenta, Park Geun Hye, implicada en un polémico caso de corrupción que salió a la luz tras la detención de una de sus confidentes.
"Insto al Tribunal Constitucional a que sea consciente de los deseos del pueblo y tome una rápida y justa decisión", ha señalado Ahn a la prensa frente a los tribunales, ubicados en Seúl.
Ahn ha señalado que la Asamblea Nacional ha "seguido fiel y sinceramente" la petición del pueblo basándose en los procedimientos constitucionales, en referencia a la moción presentada en el Parlamento para someter a la presidenta a un 'impeachment' --juicio político--.
"Ahora los ojos del pueblo se han desplazado del Parlamento al Tribunal Constitucional", ha añadido, según recoge la agencia surcoreana de noticias, Yonhap.
El pasado viernes, el Parlamento aprobó el 'impeachment' conta la presidenta con el voto a favor de 234 legisladores, por encima de los 200 que eran necesarios para abrir formalmente el proceso. Parte de su propia formación, el partido Saenuri, votó en contra de la presidenta.
Ahora el Tribunal Constitucional tiene seis meses para revisar la legalidad del 'impeachment' y Park ya ha advertido de que esperará esta resolución y no abandonará el cargo de forma voluntaria. De confirmarse el 'impeachment', Park quedará definitivamente destituida del cargo y Corea del Sur deberá celebrar elecciones en dos meses.
Mientras Park está apartada del cargo, el primer ministro, Hwang Kyo Ahn, asume de forma interina los poderes de la Presidencia.