Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Praga tilda de idea "absurda e inútil" expulsar a Hungría de la UE como sugiere ministro luxemburgués

El Gobierno checo ha tildado de idea "absurda", "loca" e "inútil" la propuesta del ministro de Asuntos Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn, de expulsar a Hungría de la Unión Europea por su dura gestión de la inmigración y la construcción de vallas con concertinas para impedir el paso de los refugiados.
"Hasta ahora, el deseo de Asselborn de expulsar a miembros de la UE es la ida más absurda e inútil previa a la cumbre de Bratislava, enhorabuena", ha declarado el secretario de Estado checo responsable de Asuntos Europeos, Tomas Prouza.
El checo ha respondido así a Asselborn, quien en una entrevista con el diario alemán 'Die Welt' ha dicho que la UE no puede aceptar que se infrinjan sus valores básicos de una manera tan "dura".
"Cualquiera, como Hungría, que construya vallas contra los refugiados de la guerra o viole la libertad de expresión y la independencia del sistema judicial debería ser excluido de la UE temporalmente, o si es necesario para siempre", ha expuesto el ministro luxemburgués.
Prouza ha mostrado su enfado a través de las redes sociales por estas declaraciones y ha criticado al jefe de la diplomacia luxemburguesa por expresar la "loca idea" de expulsar a los Estados miembros "que no le gustan".
En un comunicado difundido por el propio Prouza, el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, ha llamado a la unidad de los Estados miembros y ha pedido un enfoque "racional" sobre el futuro del bloque comunitario, centrado en asuntos de interés común.
"Europa debe asegurar la seguridad y prosperidad de sus ciudadanos y mantener la competitividad. Aumentar las barreras y las llamadas de exclusión de los Estados miembros, en mi opinión, no tiene sentido", ha asegurado Sobotka.
El mandatario checo ha defendido así la necesidad de cooperar y ser coherentes en un momento en el que la UE trata de afirmar un futuro a 27.
"Nada ha cambiado. No crearemos Uniones dentro de la Unión", ha zanjado, a dos días de que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se vean sin Reino Unido en Bratislava, para explorar el modo en que debe avanzar el bloque cuando se consume el divorcio británico.