Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El euroescéptico Ley y Justicia parte como favorito en las elecciones polacas

Una mujer vota junto a sus hijos en VarsoviaFoto: EFE

Polonia vota en unas elecciones que podrían acabar con una década de estabilidad política y económica si se confirman las encuestas que conceden al partido Ley y Justicia - euroescéptico,  conservador y dirigido por el hermano del fallecido presidente Lech Kazcynski, Jaroslaw - el triunfo sobre el actual partido de Gobierno, Plataforma Cívica.

Las encuestas conceden a Ley y Justicia un 30%, diez puntos porcentuales por encima de su rival, y a gran distancia de resto de partidos, que abarcan prácticamente todo el espectro político, extremos incluidos.

Sin embargo, estas elecciones podrían no resolverse este domingo, dado que Ley y Justicia podría necesitar apoyos de partidos minoritarios para gobernar. En ese caso, Plataforma Cívica tendría ua oportunidad gracias al apoyo de formaciones como Izquierda Unida o el liberal Nowoczesna.

Amparado en su desconfianza sobre la Unión Europea y defensor de la mano dura de la OTAN frente a Moscú, Ley y Justicia se ha disparado en las encuestas también bajo la promesa de incrementar el gasto social y la imposición de nuevas tarifas a los bancos.

"Su oferta va destinada a los más desfavorecidos y eso me vale", declara Michal Zurawski. "Gracias a ellos se beneficiará la economía de Polonia y el país en general", ha añadido este votante de 30 años.

Ley y Justicia también se opone a la entrada de inmigrantes en Polonia por considerar que podría inmiscuirse en el modo de vida católico predominante en el país, lo que le ha granjeado el beneplácito de jóvenes votantes desempleados que ven sus oportunidades amenazadas por la llegada de extranjeros.

"En Europa se está regresando a valores nacionalistas y religiosos", opina el analista político Aleksander Smolar, "y Ley y Justicia está empleando un lenguaje muy claro en este sentido".