Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimite el director de la Policía de Colombia, salpicado por un escándalo de prostitución

El director de la Policía Nacional de Colombia, el general Rodolfo Palomino, ha anunciado este miércoles su dimisión después de que la la Procuraduría General le notificara el martes de la apertura de tres investigaciones en su contra por el seguimiento a periodistas, incremento injustificado en su patrimonio y la creación de una presunta red interna de prostitución.

"He tomado la decisión en el seno de mi hogar de pedirle al señor presidente que me aparte del cargo como director de la Policía Nacional", ha explicado Palomino en una declaración a la prensa, asegurando que deja el cargo "sabiendo de mi absoluta inocencia frente a los cargos que se me imputan".
"No soy culpable de ninguno de los cargos de los que se me señala", ha añadido el general en rueda de prensa en la sede de la Policía, según informa el diario 'El Espectador'. En este sentido, se ha mostrado convencido de que conseguirá demostrar su inocencia.
"La Fiscalía, hasta el momento, no ha encontrado elementos para vincularme y estoy seguro que la Procuraduría General tampoco lo hará", ha aseverado. "No pudo permitir que el director de la Policía sea investigado, que sea puesta en duda su inocencia y transparencia", ha añadido, acompañado por su esposa, sus hijos y un grupo de oficiales.
"No estoy renunciando, estoy dando un paso al costado", ha remachado. Según la emisora Caracol Radio, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, será el encargado de anunciar al sucesor de Palomino, aunque se da por hecho que será el hasta ahora subdirector, el general Jorge Hernando Nieto, con 35 años de experiencia.
INVESTIGACIÓN DE LA PROCURADURÍA
La Procuraduría General de Colombia abrió este martes una investigación formal contra el general Rodolfo Palomino por "la puesta en marcha" de "una red de prostitución masculina", bautizada periodísticamente como 'la comunidad del anillo'.
La institución anunció que, tras analizar las pruebas, incluidos varios testimonios y vídeos, ha decidido abrir "una investigación formal" contra Palomino por "diversas irregularidades". Las pesquisas se centran en "tres aspectos": "posible incremento patrimonial injustificado, presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales a periodistas y la creación y puesta en marcha de una supuesta red de prostitución masculina".
Sobre esta última línea de investigación, la Procuraduría subrayó que los hechos "podrían encuadrar en diversos delitos como proxenetismo, inducción a la prostitución y trata de personas de miembros de la Policía Nacional".
"Este 'modus operandi' habría tenido lugar presuntamente con la ayuda y complicidad de oficiales de la Policía Nacional, incluso del director general" y en estos hechos "habría participado un senador que actualmente se desempeña en un alto cargo del Gobierno", avanzó.
"LA COMUNIDAD DEL ANILLO"
La prensa colombiana se hizo eco hace algunos meses de la supuesta existencia de una red de prostitución de policías, que funcionaría desde 2006 en la Escuela General de Santander, en Bogotá, con el coronel Jerson Jair Castellanos como máximo proxeneta, de acuerdo con 'El Espectador'.
Según los testimonios de una decena de agentes, altos cargos del cuerpo de seguridad reclamaban los servicios sexuales de cadetes y alféreces a cambio de favores o directamente de sumas de dinero de podían alcanzar millones de pesos.
"El alférez Marín Guarín Cristian se me acercó y me manifestó que mi mayor, Torres Orjuela Wílmer, le había pedido ya hace varios meses que sostuviera relaciones sexuales con el coronel Castellanos para finiquitar un negocio de un vehículo Peugeot", dijo el capitán César Andrés Ospina.
Por su parte, el capitán Edwin Orjuela contó que "había recibido propuestas para tener relaciones sexuales con el coronel a cambio de fuertes sumas de dinero, que oscilaban desde los 500.000 pesos hasta los cuatro millones de pesos".