Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía tunecina respondió "deliberadamente" tarde al ataque en el que murieron 38 turistas en Susa

La Policía tunecina respondió "deliberada e injustificadamente" tarde al ataque de un yihadista contra un hotel repleto de turistas en la localidad de Susa, donde murieron 38 personas, la gran mayoría de nacionalidad británica el 26 de junio de 2015, según un testimonio presentado ante el tribunal londinense que investiga lo ocurrido.
Esta versión ha sido aportada por un testigo que compareció ante un juez tunecino, Lazhar Akremi, y ha sido revelada este lunes por la abogada Samantha Leek, implicada en el proceso, según recoge el diario 'The Guardian'. Leek considera que la mayoría de las víctimas "perdieron la vida de forma innecesaria".
Leek ha realizado esta revelación durante una vista del proceso judicial celebrada en Londres sobre este ataque contra el Hotel Imperial Marhaba. El responsable del ataque con un fusil automático, Seifeddine Rezgui, murió tiroteado por agentes policiales cuando huía del hotel.
"Las unidades de la Policía (de Susa) que deberían haber intervenido para parar el ataque, fueron más lentas de forma deliberada e injustificada", ha apuntado la fuente, según ha informado Leek. "Tenían la capacidad de haber acabado con el ataque, pero perdieron mucho tiempo en llegar al hotel", ha añadido.
Rezgui era un estudiante de ingeniería electrónica de la Universidad de Keiruán. Recientemente se ha sabido que recibió formación militar en Libia. El ataque fue reivindicado por el Estado Islámico.