Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía mantiene bajo custodia a una 'persona de interés' por el asalto al Resorts World de Manila

La Policía de Filipinas ha informado este viernes de que mantiene bajo custodia, aunque no en calidad de sospechoso, a una 'persona de interés' que ha reconocido que estaba en el Resorts World de Manila cuando se convirtió en escenario de un asalto el jueves por la noche, incidente que se saldó con la muerte de 37 personas y del atacante.
El director de distrito de la Policía del Sur de Filipinas, Tomás Apolinario, ha explicado que han podido detener a esta 'persona de interés' gracias a la factura oficial y registro del vehículo que el asaltante, del que todavía no ha trascendido su identidad, utilizó para llegar al complejo de ocio, ubicado en el área de Pasay, en la región metropolitana de Manila, según ha indicado el diario 'Inquirer'.
"Hemos podido comprobar la identidad del atacante y hemos mirado en su dirección", ha detallado Apolinario, que ha indicado que el detenido todavía no ha sido calificado como sospechoso. "Todavía está aquí, porque está siendo investigado", ha explicado.
Hasta ahora, ha reconocido que se encontraba en el complejo pero asegura que no conocía al asaltante, de quien se ha dicho que era un cliente habitual de uno de los casinos integrados en el complejo, si bien los agentes de seguridad del Resorts World aseguran que era "la primera vez que lo veían".
El incidente tuvo lugar cuando un hombre, armado con un fusil M-4, entró en la segunda planta del Resorts World disparando al aire y no contra ninguna de las personas. La Policía ha insistido en que está siendo investigado como un intento de robo, y no como un atentado terrorista.
El asaltante, que prendió fuego a varias mesas de juego del casino, fue herido por un agente que disparó contra él para detenerle. Después, éste entró en una habitación en la que no había nadie del hotel Maxims, integrado en el complejo, y se quemó a lo bonzo.
Las autoridades filipinas sostienen que se trata de un extranjero, posiblemente un caucásico de cerca de metro ochenta de altura.
Una fuente vinculada a Estado Islámico que informa diariamente de los combates que se registran en la localidad de Marawi, situada en la isla de Mindanao, ha vinculado al grupo con el ataque perpetrado en Manila, según el grupo de Inteligencia SITE, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.
Rita Katz, directora de SITE, ha detallado que desde Marawi han considerado al atacante como un "'lobo solitario' de entre los soldados del 'califato'".
Sin embargo, la Policía ha descartado que se trate de un atentado terrorista, alegando únicamente que el autor operó solo. Entretanto, algunos testigos sostienen que vieron a otro hombre armado dentro del complejo.
De la Rosa ha señalado que si el asaltante fuera un terrorista, habría colocado alguna bomba o se habría inmolado en algún tipo de explosión, en lugar de prenderse fuego a sí mismo dentro de una sala en la que no había más personas.
Sobre la reivindicación de Estado Islámico, el jefe de la Policía ha asegurado que el grupo "puede reclamar lo que quiera y difundir la propaganda que quiera mostrar al mundo" pero que, hasta el momento, en lo que respecta a decisiones policiales, no se ha declarado que éste haya sido un "incidente terrorista".