Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Policía y manifestantes chocan por segundo día en Egipto

Protestantes en Egipto que se enfrentan por segundo díacuatro.com

Ya son 3 muertos y más de 750 heridos

La policía egipcia se enfrenta este domingo por segundo día en el sector céntrico de El Cairo con los manifestantes que exigían que los militares anuncien una fecha para la entrega del poder a un gobierno elegido.
La policía usó gas lacrimógeno contra los miles de manifestantes dentro de la Plaza Tahrir y sus alrededores, que fue el lugar donde se realizaron los 18 días de protestas para derrocar al líder autoritario Hosni Mubarak en febrero, en el contraataque, los manifestantes lanzaron piedras a los agentes
Los choques han provocado tensión a menos de dos semanas del inicio de las primeras elecciones parlamentarias en el país, post Mubarak.
Este sábado, tres personas fallecieron por estas manifestaciones, y más de 750 personas resultaron heridas tras los enfrentamientos protagonizados entre los manifestantes y la Policía en El Cairo, en Alejandría y en Suez, a ocho días de la celebración de las elecciones.
Un portavoz del Ministerio de Sanidad ha precisado, en declaraciones a la agencia de noticias oficial, MENA, que en la reyerta ha muerto Ahmed Mahmud, un joven de 23 años que murió en un hospital tras recibir una herida de bala.
La segunda víctima mortal es Baha al Sonusy, de 26 años, que ha fallecido a causa de un disparo recibido en la cabeza en el transcurso de los disturbios entre manifestantes y policías en la ciudad de Alejandría, en el norte del país, según ha declarado al diario egipcio 'Al Masry al Youm' el líder del Partido Al Masry, Sameh al Barqy.
Un periodista de la cadena panárabe Al Yazira Adam Makary ha informado a través de su perfil en la red social Twitter de una tercera persona fallecida también en Alejandría, citando informaciones de MENA. Reuters también ha recogido este fallecimiento.
Emulando los 18 días de protestas que concluyeron en la caída del ex presidente egipcio Hosni Mubarak, las miles de personas congregadas en la plaza Tahrir han vuelto a clamar el cántico 'El pueblo quiere derrocar al régimen'. Unas 5.000 personas se han agolpado en la plaza Tahrir durante la tarde de este sábado.
En cuanto a la jornada de hoy, la Policía "recurrió a 20 camiones para dispersar de manera forzosa a una decena de manifestantes pacíficos esta mañana", ha reprochado Salah Said, uno de los asistentes a la protesta. "Ahora, miles de egipcios están protestando en Tahrir. No necesitamos al corrupto Ministerio del Interior o al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas --el órgano que gobierna el país 'de facto'--", ha añadido.
Un oficial de la seguridad ha reconocido este sábado que la Policía ha hecho uso de métodos que no están amparados en la ley para lidiar con los individuos "problemáticos", a lo que los manifestantes han alegado que los policías han irrumpido de forma violenta para dispersar una sentada pacífica.
ALEJANDRÍA Y SUEZ
Como consecuencia, las manifestaciones se han extendido a otras ciudades de la geografía nacional. Alrededor de 800 personas han protestado frente al directorio de seguridad egipcio en Alejandría, la segunda ciudad más grande del país. Los asistentes han gritado eslóganes como 'Los oficiales del Ministerio del Interior son unos ladrones'.
Un testigo ha asegurado que pudo oír varios disparos en la zona, aunque no está claro si eran de fuego real o no. Esta misma fuente ha visto cómo una persona cubierta de sangre ha sido trasladada a un hospital en una motocicleta.
Asimismo, unas 1.000 personas se han manifestado en las proximidades de la comisaría de Policía en la ciudad de Suez, en el este de Egipto. Las personas que han acudido a la concentración han lanzado piedras contra el edificio y han tratado de irrumpir en él. Como respuesta, la Policía ha lanzado gas lacrimógeno y ha efectuado varios disparos al aire.