Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía noruega investiga un incendio intencionado en un centro para refugiados en el norte del país

La Policía de Noruega ha abierto una investigación en torno a un incendio registrado el jueves en un centro para refugiados y solicitantes de asilo ubicado en Gibostad, en el norte del país, del que se sospecha que fue intencionado.
El fuego comenzó en un ala del edificio que, estructuralmente, no forma parte del centro, pero un total de 28 refugiados menores de edad no acompañados y dos empleados de las instalaciones tuvieron que ser evacuados, según ha informado la edición noruega del diario 'The Local'.
La policía ha informado este viernes de que los investigadores designados para este caso creen que el incendio fue provocado intencionadamente.
"La investigación policial sugiere que el fuego fue intencionado, aunque aún no podemos dar detalles de la hipótesis que estamos barajando", ha señalado la Policía en un comunicado.
El incendio tuvo lugar en un centro de Gibostad, ubicado en el municipio de Lenvik, en Troms. La presidenta del centro, Heidi Hilmarsdotter, a quien las autoridades han informado de la posibilidad de que el fuego fuera provocado, ha lamentado el incidente, que ha definido como "inquietante". "Nos da mucha sensación de inseguridad", ha apuntado.