Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía rusa detiene en 48 horas a casi 700 inmigrantes en Moscú

La Policía rusa ha arrestado en las últimas 48 horas a 675 inmigrantes procedentes de Asia Central en una operación iniciada tras los últimos enfrentamientos entre Policía y manifestantes antiinmigración.

El jefe de Policía de Moscú, Anatoly Yakunin, ha anunciado que los agentes efectuarán redadas semanales contra inmigrantes ilegales para aliviar el descontento social ante la presencia cada vez mayor de trabajadores extranjeros.
Yakunin ha apuntado también que otro de los objetivos de estas redadas es el de identificar todos los apartamentos moscovitas que estén alquilados por inmigrantes ilegales. El jefe de Policía espere que todos los pisos queden localizados para finales de año.
El asesinato de Yegor Shcherbakov en Biriuliovo, un barrio poblado por inmigrantes de las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central y el Cáucaso, provocó los peores disturbios racistas en la capital en tres años.
Antes de que un sospechoso de la muerte de Shcherbakov fuera detenido, cientos de rusos se echaron a las calles del barrio persiguiendo a personas no eslavas cuya apariencia coincidía con la descripción hecha por la Policía del presunto asesino.