Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía emplea gases lacrimógenos contra manifestantes en California

Protestas por la muerte de Eric Garner en BerkeleyREUTERS

Manifestantes en el norte de California han lanzado objetos contra la Policía, que ha respondido empleando gases lacrimógenos por segunda noche consecutiva, mientras continúan las protestas por la muerte de Eric Garner, un hombre de raza negra que murió estrangulado por la actuación de un agente en Nueva York.

Unos 750 manifestantes se han congregado en dos puentes en dos puntos de Berkeley, cerca de San Francisco, obligando a la Policía a desplegarse para facilitar el tráfico y detener a varias personas.
La división de la Patrulla de Carreteras de California en Golden Gate ha informado en su cuenta de Twitter que se han empleado gases lacrimógenos después de que algunos manifestantes comenzaran a lanzar objetos que ha descrito como "explosivos" no especificados y se ha procedido a realizar arrestos, si bien se desconoce el número exacto.
Algunos manifestantes han señalado en Twitter que la Policía ha empleado balas recubiertas de goma, si bien este extremo no ha podido ser confirmado.
Las ciudades de la Costa Oeste han sido escenario de protestas tras los enfrentamientos en Berkeley y Seattle, en el estado de Washington, el sábado. Los manifestantes en Nueva York y otras ciudades han celebrado protestas después a diario desde que el miércoles pasado un gran jurado decidió no imputar al agente blanco que provocó la muerte por asfixia de Garner el pasado mes de julio.
Previamente este domingo, cientos de manifestantes marcharon por una arteria principal en Berkeley tras congregarse en el campus de la Universidad de California. La oficial Jenn Coats, de la Policía de Berkeley, ha indicado que participaron unas 500 o 600 personas y que la protesta fue pacífica.
El sábado por la noche, lo que había empezado como una marcha pacífica terminó en una confrontación entre manifestantes y policías, que se saldó con seis arrestos, daños en los negocios locales y un agente con heridas menores.
En Seattle, unas 200 personas se congregaron el domingo por la noche, un día después de que una manifestación reuniera a más de mil manifestantes, algunos de los cuales lanzaron piedras y atacaron a la Policía. Al menos siete personas fueron detenidas durante los altercados. Este domingo eran unas 60 personas hacia las 22:00 horas y solo se ha realizado un arresto.