Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía allana el domicilio de Videla y de dos ex represores y se incauta de diversa documentación

Jorge VidelaEFE

Los investigadores se han incautado de diversa docuementación que será analizada

La Policía ha allanado el domicilio del ex dictador argentino Jorge Rafael Videla y de dos ex represores de la dictadura argentina (1976-1983) y se ha incautado de diversa documentación que será analizada en el marco de la causa por el centro de detención clandestino Campo de Mayo, según han informado fuentes judiciales a la prensa local.
Al parecer, la jueza federal de San Martín Alicia Vence ordenó a la Policía llevar a cabo entre el viernes y el sábado registros en los domicilios de Videla; de Albano Harguindeguy, ex ministro del Interior; y Santiago Omar Riveros, ex comandante de Institutos Militares de Campo de Mayo.
La orden de la magistrada contemplaba "proceder al secuestro de toda la documentación" relacionada con los delitos cometidos durante la dictadura militar, así como "de cualquier otro elemento de interés" para la causa judicial.
El diario 'Tiempo Argentino' apunta que, en el marco de los registros, la Policía se ha incautado de informes de Inteligencia --incluidas carpetas con las leyendas 'estrictamente secreto' y 'confidencial'--, cintas de vídeo y de audio y un sobre cerrado que Videla pensaba enviar a Riveros.
Entre el material hallado destaca un conjunto de "documentos oficiales de la dictadura militar" que incluyen "las Pautas de la Junta Militar al Poder Ejecutivo Nacional para el Ejercicio de la Acción de Gobierno".
Confesiones de Videla
Los registros se han realizado después de que el abogado de las familias de desaparecidos durante la dictadura militar, querellantes en la causa de Campo de Mayo, Pablo Llonto, solicitara a la jueza que tuviera en cuenta las declaraciones del ex dictador publicadas en el libro 'Disposición Final', del periodista Ceferino Reato.
En este libro, Videla confesó a Reato que, aunque "no hay listas con el destino final de los desaparecidos", "podría haber listas parciales". Además, indicó que entre enero y febrero de 1976 las Fuerzas Armadas, con ayuda de "empresarios, sindicalistas, profesores, líderes estudiantiles y políticos", redactaron un listado de las personas que debían ser detenidas tras el golpe de Estado.
El ex dictador realizó estas declaraciones en las 20 horas de conversación que mantuvo con el periodista en el centro de detención de Campo de Mayo, ubicado en las afueras de Buenos Aires, donde está recluido a la espera de que se resuelvan las causas judiciales en su contra.
Tras la publicación del libro, Llonto solicitó a Vence que, "sin necesidad de violar el secreto profesional, que para los periodistas está protegido por la Constitución de Argentina", citara a Reato "para que ponga a disposición las 20 horas de conversación con Videla".
Además, el letrado instó a la magistrada a allanar la vivienda del ex dictador "para secuestrar toda la documentación que tenga que ver con la época en búsqueda de las listas (de desaparecidos), ya que el propio Videla dice en el libro que había carpetas y papeles de algunos casos".