Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía imputa a un tercer detenido por el fallido atentado en Australia

La Policía de Australia ha imputado cargos de terrorismo a uno de los cuatros hombres detenidos la semana pasada en una serie de redadas realizadas en Sídney en respuesta al fallido atentado que Estado Islámico pretendía llevar a cabo en la nación oceánica, con lo que suman ya tres los acusados.
La Policía de Nueva Gales del Sur y la Policía Federal han imputado a Jaled Merhi, de 39 años, un cargo de posesión de armas prohibidas, a pesar de lo cual ha sido puesto en libertad bajo fianza a la espera de que comparezca ante un tribunal el próximo mes, según ha informado la cadena australiana ABC.
Merhi habría fabricado un artefacto explosivo siguiendo órdenes de un alto cargo de la organización terrorista Estado Islámico en Siria. El objetivo era colocar la bomba en el equipaje del hermano de uno de los otros acusados --sin que éste lo supiera-- para el vuelo de Etihad desde Sídney del 15 de julio.
Las autoridades australianas también han imputado cargos por terrorismo a Jaled Jayat y Mahmoud Jayat, que permanecerán en prisión provisional hasta la comparecencia judicial prevista para el mes de noviembre. El cuarto detenido en las redadas de la semana pasada, un hermano de Merhi, ha sido liberado sin cargos.
La Policía ha revelado que, además de volar dicho avión, los presuntos terroristas planeaban atentar con una bomba tóxica, también a las órdenes del Estado Islámico. En este último caso, se desconoce dónde y cuándo pretendían utilizarla.