Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía advierte contra las manifestaciones por el fin del mandato de Kabila

La Policía de República Democrática del Congo (RDC) ha advertido este domingo a los que intenten manifestarse sin autorización este lunes, fecha del fin del mandato del presidente del país, Joseph Kabila.
"La Policía impedirá toda manifestación pública de carácter político no autorizada en la totalidad del territorio nacional, y protegerá a la población y sus bienes", ha dicho el portavoz de la Policía, Mwana Mputu.
Así, ha indicado que "está especialmente prohibida la incitación a la desobediencia civil y la instrumentalización de la juventud", según ha informado la emisora local Radio Okapi.
"Toda reunión de más de diez personas que se concentren de forma ilícita será dispersada de inmediato", ha recalcado Mputu, agregando que la seguridad será reforzada en la capital, Kinshasa, y otras ciudades del país.
El principal bloque de la oposición en RDC anunció el sábado que no convocaría manifestaciones en masa contra Kabila, si bien no descartó movilizaciones a título individual.
"No queremos dar al Gobierno la oportunidad de disparar contra la población", declaró el líder opositor Felix Tshisekedi. "Sin embargo", advirtió, "no descartamos que cada uno proteste a su manera".
Activistas del país africano lanzaron el 23 de noviembre una nueva campaña, llamada 'Bye Bye Kabila' (Adiós, Kabila) para reclamar al presidente que presente su dimisión.
El segundo y último mandato de Kabila llega a su fin este lunes, si bien las elecciones previstas fueron aplazadas en octubre tras un acuerdo entre el Gobierno y parte de la oposición.
De esta forma, los comicios fueron fijados para abril de 2018, lo que implica que Kabila continuará en funciones más allá de su mandato, lo que ha sido criticado por la mayoría de la oposición.
En septiembre, al menos 50 personas murieron a causa de la represión de las fuerzas de seguridad de las protestas contra el mandatario en la capital, Kinshasa.
Los críticos acusan a Kabila, que llegó al poder en 2001 tras el asesinato de su padre, de intentar mantenerse en el poder más allá del segundo mandato, violando así la Constitución del país africano.
Sin embargo, y en el marco del citado acuerdo, el mandatario nombró recientemente al opositor Samy Badibanga al frente del gobierno de unidad nacional en RDC.
Precisamente, Badibanga es uno de los opositores que participaron en el diálogo con el Gobierno. Fue elegido diputado en 2011 por el partido Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS), que lidera Etienne Tshisekedi.