Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Sudán dispersa una protesta de mujeres contra el alza de los precios de los medicamentos

La Policía de Sudán ha dispersado este domingo una protesta de decenas de mujeres en la capital, Jartum, contra la decisión del Gobierno de retirar los subsidios al combustible, la electricidad y los medicamentos.
El Gobierno anunció el 3 de noviembre el fin de los subsidios para intentar evitar el aumento de la inflación y la caída de la libra sudanesa en el mercado negro.
Asimismo, el Banco Central de Sudán anunció que no modificaría la tasa de cambio del dólar estadounidense para la importación de medicinas, provocando que los precios se dispararan entre un 100 y un 300 por ciento.
Las decisiones se ha visto seguidas por numerosas manifestaciones en distintas ciudades del país, entre ellas Jartum, donde la Policía empleó el fin de semana gases lacrimógenos.
En esta ocasión, decenas de mujeres se han manifestado cerca del aeropuerto de Jartum para protestar contra el aumento de los precios de los medicamentos.
Una mujer que ha participado en la protesta ha relatado, en declaraciones al diario local 'Sudan Tribune', que la manifestación fue convocada a través de la red social Facebook.
Así, ha denunciado que los agentes agredieron a varias manifestantes, recalcando que continuarán celebrando protestas en los próximos días, la primera de ellas durante la jornada de este lunes.
Las autoridades han defendido su decisión y se han incautado además las ediciones de varios diarios que contenían críticas a la retirada de los subsidios.
Los servicios de Inteligencia de Sudán realizan confiscaciones rutinarias de las ediciones de los periódicos críticos con el Gobierno.
La Constitución de Sudán contempla la libertad de prensa, si bien varias leyes del país condicionan esta libertad a aspectos de seguridad, lo que ha sido utilizado por las autoridades para limitar los contenidos contrarios al Gobierno.