Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía confirma que el cadáver calcinado hallado en Río es el del embajador griego

coche carbonizadoEFE

La Policía de Brasil ha confirmado que el cuerpo carbonizado que fue hallado dentro de un vehículo bajo un viaducto en Nueva Iguazú, en Río de Janeiro, pertenece al embajador de Grecia, Kyriacos Amiridis, de 59 años.

Si bien las autoridades confiaban plenamente en que el cadáver calcinado era del diplomático, que había sido dado por desaparecido días atrás, el delegado de homicidios de Baixada Fluminense, Evaristo Pontes, responsable de la investigación de la muerte del embajador, anunció esta misma semana que la Policía técnica recogerá muestras genéticas de la hija del diplomático, de tan solo diez años, para el reconocimiento oficial del cadáver.
"Tenemos todas las informaciones que confirman que el cadáver es el del embajador, pero tenemos que hacer los exámenes pertinentes. Se trata del protocolo", añadió entonces.
Los exámenes forenses indican que el diplomático murió el día 26 de diciembre, último día que se le vio con vida, tal y como recoge el diario 'Estadao'.
El cuerpo fue hallado el jueves 29 de diciembre en el interior de un vehículo bajo un viaducto en la región de Nueva Iguazú, y rápidamente las autoridades pudieron confirmar que tanto la matrícula como las características del coche se correspondían con las del vehículo que el embajador había alquilado para sus vacaciones.
El delegado de Homicidios Evaristo Magalhães ha confirmado que Amiridis fue asesinado por el amante de la esposa del griego, Françoise de Souza Oliveira, un policía militar identificado como Sergio Gomes Moreira Filho, con ayuda de su primo, Eduardo Moreira de Melo. La esposa es la autora intelectual del mismo, según las investigaciones. Los tres se encuentran actualmente detenidos.
Las autoridades han tenido cierta dificultad a la hora de confirmar la identidad del cuerpo únicamente por la arcada dentaria, si bien gracias a material genético de sus familiares ha podido concluir su identificación.
El amante de su esposa mató a Amiridis en su propia vivienda, en Nueva Iguazú --donde el embajador se encontraba unos días de vacaciones, tal y como confirmó la Embajada griega--, para después ser trasladado al vehículo que fue hallado bajo el viaducto. El cadáver fue trasladado envuelto en una alfombra gracias a la ayuda del primo del amante.
Tanto él como su propio primo han confesado su participación el asesinato, si bien la mujer del mismo ha negado estar involucrada. Sin embargo, tal y como recoge el portal G1 del Grupo Globo, el primo del amante ha asegurado que la mujer del griego había ofrecido 80.000 reales --más de 23.000 euros-- por su ayuda para poder ejecutar su plan.
La esposa de Amiridis denunció su desaparición dos días después del último día que se vio al diplomático.