Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ex primera dama de Perú Nadine Heredia dimite de su cargo como directora de enlace de la FAO

La ex primera dama peruana Nadine Heredia, esposa del expresidente Ollanta Humala, ha presentado este martes su dimisión como directora de la oficina de enlace de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) al considerar que las exigencias a las que está sometida en virtud de las investigaciones en su contra en su país le impiden cumplir de forma adecuada sus funciones.
En una carta de dos páginas dirigida al director general de la FAO, José Graziano da Silva, Heredia ha explicado que si bien desde que se postuló para el cargo advirtió de que esta siendo "objeto de investigaciones de carácter penal", ninguna de estas pesquisas le impedía "asumir funciones de carácter laboral en el ámbito local o internacional".
Sin embargo, al asumir el cargo, la ex primera dama peruana ha señalado que se ha visto obligada a regresar a Perú "por disposición de un juez" a causa de la "errónea interpretación de una restricción impuesta en uno de los procesos.
El pasado mes de abril, la Sala Penal Nacional de Apelaciones del Poder Judicial de Perú revocó la orden que modificaba los requisitos exigidos a Heredia para salir al exterior, por lo que desde entonces ya no está obligada a solicitar una autorización judicial para viajar al extranjero. Sin embargo, sigue estando obligada 'de facto' a acudir una vez al mes ante las autoridades.
En este contexto, la peruana ha solicitado que la exigencia de presentarse cada 30 días ante las autoridades pudiera hacerse, en lugar de en Perú, en el consulado peruano de Ginebra (Suiza). "Lamentablemente tal petición no prosperó, por lo que se mantiene la obligación de efectuar dicho registro en la ciudad de Lima", ha explicado.
Ante esta situación, Heredia se ha visto "en la obligación de renunciar" al cargo, "pues tales limitaciones" le hacen "inviable el cumplimiento adecuado" de sus funciones, ha señalado.
"Un factor importante para tomar esta decisión ha sido también mi propósito de no generar suspicacias alrededor del arraigo que tengo en el país, pues al no haberse autorizado mi registro biométrico en Ginebra, tendría que realizar viajes de un continente a otro en períodos cortos", ha agregado.
La ex primera dama ha subrayado que para ella "es una prioridad" seguir participando "de las investigaciones" y reafirmar su arraigo en la ciudad de Lima.
El pasado mes de noviembre, el Gobierno peruano criticó a la organización por fichar a Heredia a pesar de estar siendo investigada. El Ministerio de Exteriores de Perú indicó en un comunicado que había trasladado al representante de la FAO en el país, John Preissing, "el desagrado y la protesta del Gobierno por una decisión que puede ser interpretada como una interferencia a una investigación fiscal en curso".
De hecho, la Cancillería peruana incluso solicitó que transmitiera la queja al propio Graziano da Silva "con miras" a la reconsideración del nombramiento.
El Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski aprovechó para aclarar que tuvo noticia de la designación de Heredia a través del boletín de prensa de la FAO y que no había sido "objeto de consulta ni coordinación previa" en ningún momento.
NOMBRAMIENTO EN LA FAO
La FAO anunció a través de un comunicado que Heredia iba a tomar las riendas de la oficina de enlace en Ginebra desde el 24 de noviembre pasado porque, "según la información de la que dispone la FAO, el caso abierto en Perú no supone ningún impedimento".
"El nombramiento de Heredia fue transparente y sujeto a los procedimientos ordinarios basados en un riguroso proceso de selección que incluyó la revisión por parte de un comité, el cual evaluó sus competencias profesionales", recalcó.
La FAO mencionó a este respecto que la ex primera dama fue embajadora especial en 2013 --año internacional de la quinua-- y en 2012 el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, la invitó a participar en una cumbre sobre nutrición reconociendo su capacidad y compromiso.
INVESTIGACIÓN CONTRA HEREDIA
Las pesquisas contra Heredia forman parte de la causa sobre la financiación de las campañas electorales de 2006 y 2011 del Partido Nacionalista Peruano (PNP). La Fiscalía sostiene que hay cinco millones de nuevos soles (1,3 millones de euros) no justificados.
El caso ha salpicado a Humala, que está siendo investigado por lavado de activos por los 215.000 dólares que Heredia recibió en una cuenta bancaria entre 2006 y 2009, supuestamente, para financiar las campañas electorales del PNP.
Esta es la primera investigación contra Humala, que abandonó la Presidencia el pasado 28 de julio y con ello su inmunidad como jefe de Estado para ser sujeto de pesquisas judiciales, aunque todavía no se puede indagar sobre hechos ocurridos durante su mandato.
La Justicia peruana había prohibido a Heredia salir del país pero esta orden expiró el pasado 16 de octubre. La ex primera dama solo tiene que informar sobre sus movimientos algo con lo que, según el fiscal del caso, Germán Juárez, ha cumplido.
El ministro de Exteriores de Perú, Ricardo Luna, ya ha adelantado que Heredia no tendrá inmunidad ante los tribunales peruanos, porque la protección internacional se limita a "la jurisdicción del país extranjero donde cumple sus funciones, en este caso Suiza", de acuerdo con RPP.