Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Cameron abogan por perseguir el yihadismo en Internet

Obama se reúne con Cameron en WashingtonEFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, ha puesto de manifiesto este viernes en Washington su buena sintonía en materia de seguridad y han discutido sobre fórmulas con las que poder perseguir las actividades yihadistas en Internet.

Obama se ha referido a la necesidad de atajar las amenazas 'on line' y asegurarse de que, "si Al Qaeda o una de sus filiales están operando en Reino Unido o Estados Unidos", las autoridades de estos países pueden impedir una "tragedia real".
Para ello, los gobiernos requieren de la colaboración de las compañías, como ha reconocido Obama, quien ha admitido los problemas que acarrea conocer los datos de potenciales terroristas en Internet y no poder acceder a ellos. "Las tecnologías están evolucionando de tal forma que es todo más complicado", ha apostillado.
El mandatario norteamericano confía en que las empresas privadas de tecnología también se sumen a esta lucha, toda vez que "son patriotas" y "tienen familias a las que quieren proteger".
No obstante, Obama ha recordado que tanto Reino Unido como Estados Unidos lo pueden "hacer mejor" para garantizar que los programas de vigilancia de sus respectivos servicios de Inteligencia operan "dentro" de la ley y sin violar cuestiones básicas de "privacidad".
"Ideología venenosa"
"Nos enfrentamos a una amenaza terrorista islamista muy grave e Europa y en todo el mundo", ha advertido Cameron, que ha abogado por un enfoque "paciente, disciplinado" y "a largo plazo".
En este sentido, ha apuntado que las autoridades británicas mantienen el nivel de alerta en un escalón que "significa que un ataque es altamente probable".
El 'premier' británico, crítico con la "ideología venenosa" que cunde en parte de la comunidad musulmana, ha aclarado que, si existiese riesgo inminente de un ataque terrorista en Reino Unido, el nivel subiría ya a "crítico".
Integración
Obama ha explicado que Estados Unidos se encuentra en un escenario distinto al de Europa y parte con una "gran ventaja" en lo referente a los musulmanes que residen en su territorio.
"Nuestra población musulmana se siente estadounidense. Este proceso increíble de inmigración y asimilación es parte de nuestra tradición y probablemente nuestra mayor fortaleza", ha agregado, para acto seguido pedir a los gobiernos europeos que no "respondan con un martillo" ante posibles amenazas.
El mandatario norteamericano ha prometido que su Gobierno hará "todo lo que esté en su mano" para ayudar a Francia, que la semana pasada sufrió una cadena de atentados cometidos por islamistas con un total de 17 muertos.
Ciberseguridad
Obama y Cameron han aprovechado su reunión para hablar de las "ciberamenazas", que catalogan como uno de los desafíos "más graves" para la economía y la seguridad nacional. Así, han pactado mejorar la infraestructura de lucha contra los ataques informáticos, reforzar la cooperación y apoyar la investigación, según un comunicado de la Casa Blanca.
Entre las iniciativas concretas acordadas destacan una especie de maniobras militares virtuales y la creación de una "cibercélula conjunta" en la que participarán las agencias de seguridad de los dos países.