Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Periodistas palestinos presos en Israel realizan una huelga de hambre simbólica de un día

Varios periodistas palestinos presos en Israel han realizado una huelga de hambre de 24 horas coincidiendo con la celebración con el Día de Solidaridad con los Periodistas Palestinos. La Asociación de Presos Palestinos estima que son 24 los informadores encarcelados en Israel.
Desde la organización de defensa de los derechos de los presos Addameer denuncian que la persecución contra medios de comunicación forma parte de una política sistemática que considera organizaciones terroristas a los medios afines a los partidos políticos. "Es una criminalización de múltiples aspectos de la vida cívica palestina", argumenta Addameer.
El periodista que más lleva en prisión es Mahmud Issa Musa, condenado a cadena perpetua en 1993. Otro periodista, Ahmad Hasán al Saifi fue condenado a 17 años en prisión de los que ya ha cumplido siete. Otros seis periodistas tienen penas de entre ocho meses y siete años, informa la agencia de noticias palestina Maan.
Además, hay siete periodistas en régimen de detención administrativa, que permite mantener en prisión indefinidamente a sospechosos de terrorismo sin presentar cargos ni apertura de juicio.
Israel ha detenido a decenas de periodistas por "incitación al odio" a raíz de los ataques iniciados por palestinos en octubre del año pasado en lo que se ha venido a llamar Intifada de los Cuchillos, en la que palestinos actúan por su cuenta para atacar a las fuerzas israelíes o a los colonos.
Unos 221 palestinos y 32 israelíes han muerto por acción del Ejército, la Policía o de colonos israelíes desde octubre. Las autoridades israelíes han sido acusadas de ejecuciones extrajudiciales por la desproporción con la que se responde a este tipo de agresiones o supuestas agresiones.