Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pentágono ocultó un informe que le habría permitido ahorrarse 116.000 millones de euros en gasto burocrático

El Pentágono ocultó la existencia de un estudio interno que podría haber ahorrado al departamento hasta 125.000 millones de dólares (unos 116.000 millones de euros) en gasto burocrático por miedo a que el Congreso estadounidense recortara el gasto en Defensa a raíz de este documento, según documentos confidenciales obtenidos por el 'Washington Post'.
Los líderes del Pentágono habían solicitado el informe para incrementar su eficacia administrativa y redestinar cualquier gasto innecesario a las operaciones de combate. Sin embargo, el informe fue "enterrado" en el momento en que descubrieron la magnitud del dinero malgastado.
El informe, que comenzó a circular por los pasillos del Pentágono en enero de este año, marcaba "un camino claro" al Departamento de Defensa para ahorrarse la cantidad mencionada sin necesidad de despedir al personal.
El ahorro, precisa el documento, se habría conseguido a través de jubilaciones anticipadas, mejores condiciones en el sistema de contratación de material bélico y una actualización de las tecnologías de la información.
Los datos revelaron, sobre todo, el gasto descomunal en personal: un millón de contratistas, civiles y burócratas para satisfacer las necesidades de 1.300.000 militares en activo, la fuerza de combate estadounidense más reducida desde 1940.
En lugar de presentarlo ante el Congreso, como estaba previsto, el Pentágono no solo decidió ocultar el informe sino que además impuso el secreto sobre los datos usados para su confección, con el objetivo último de impedir que se replicaran estos resultados por otros métodos, de acuerdo con los memorandos recogidos por el diario.