Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peña Nieto despliega 2.000 militares en Puebla para frenar el robo de combustible

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha ordenado este viernes desplegar 2.000 militares en Puebla para combatir del robo de combustible, tras los enfrentamientos entre soldados y ladrones que han dejado una decena de muertos y desatado fuertes protestas de los residentes locales.
"He dado indicaciones a las secretarías de Defensa, Marina y Hacienda, a la Procuraduría General de la República y a la dirección de PEMEX para instrumentar una estrategia integral para combatir este ilícito en toda la geografía nacional", ha dicho Peña Nieto en un acto con militares.
En el caso concreto de Puebla, el líder conservador ha ordenado "coordinar esfuerzos" con las autoridades locales "para desmantelar por completo a las bandas delictivas" que se dedican al robo de combustible, según informa el diario mexicano 'Milenio'.
Por su parte, el gobernador de Puebla, Antonio Gali, ha precisado en declaraciones a la prensa que el Gobierno federal ha autorizado el despliegue de 2.000 efectivos del Ejército que llegarán en los próximos días para responder a la crisis desatada en esta región del sur de México.
Peña Nieto ha pedido a los ciudadanos que colaboren con las autoridades y las fuerzas de seguridad denunciando el robo de combustible. "Es un delito (...) y la delincuencia organizada engaña y utiliza a la población para cometer este ilícito", ha lamentado.
ENFRENTAMIENTOS EN PALMARITO
El Gobierno mexicano ha respondido así a los dos ataques que se produjeron el miércoles por la noche en la localidad de Palmarito, en Puebla, que se saldaron con un total de diez muertos, entre ellos seis civiles, y sobre los que hay informaciones confusas.
Sobre las 20.15 (hora local) del miércoles la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) recibió un aviso sobre "una toma clandestina de combustible en el poblado Palmarito" y cuando los efectivos llegaron al lugar "fueron agredidos a distancia por un grupo de individuos que se ocultaban detrás de mujeres y niños".
"El personal militar decidió no responder a la agresión, en virtud de que las mujeres y los menores fueron empleados como escudo por los agresores", y, como consecuencia de ello, dos soldados murieron y otro resultó herido, ha indicado la SEDENA.
Poco después, en torno a las 22.00, "personal militar que efectuaba reconocimientos terrestres recibió una nueva agresión con disparos de arma de fuego por parte de un grupo de individuos que se trasladaba a bordo de cinco camionetas, tres de estas blindadas".
Esta vez, los uniformados sí respondieron al ataque porque "no había presencia de mujeres y niños". Dos militares murieron y otros nueve resultaron heridos, si bien también perdieron la vida tres agresores y otros doce fueron detenidos, incluidos dos menores de edad.
Los habitantes de Palmarito bloquearon el jueves la autopista que comunica Puebla con Orizaba, a la altura del kilómetro 185, para protestar por los enfrentamientos de la noche anterior. De acuerdo con los vecinos, los militares iniciaron los combates. Además, aseguran que hay 13 personas desaparecidas, incluidos tres menores.