Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Passos Coelho anuncia nuevos recortes en gasto público en Portugal

Passos CoelhoReuters

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, ha manifestado este domingo que el Gobierno respeta pero no está de acuerdo con la reciente decisión del Tribunal Constitucional portugués, que anuló cuatro artículos de los presupuestos públicos por considerar inconstitucionales medidas como la eliminación de las pagas extra a funcionarios y pensionistas.

"Aún no se ha superado la situación de emergencia financiera", ha afirmado el dirigente conservador en una comparecencia pública después del consejo de ministros extraordinario celebrado el sábado.
La decisión del Supremo, publicada el viernes, implica que el Estado dejará de ingresar unos 1.300 millones de euros, pero Passos Coelho ha asegurado que no se instaurarán nuevos impuestos, sino que el Gobierno recurrirá a nuevos recortes del gasto, "fuertes medidas de contención".
En concreto, afectarán a sanidad, seguridad social, educación y empresas públicas, ha explicado. "Sólo nos queda la alternativa de acelerar la reestructuración del Estado. No será un ejercicio fácil", ha reconocido.
En su rueda de prensa, Passos Coelho ha asegurado que hará todo lo que sea necesario para evitar un segundo rescate y ha reconocido que deberán intensificar los contactos con la troika --Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y Banco Central Europeo-- para que no se paralice el desembolso del siguiente tramo del rescate.
Tras la anulación de estos recortes por el Constitucional, la troika paralizará el desembolso del séptimo tramo del rescate, de unos 4.000 millones de euros, ya que Portugal no cumple ahora con los objetivos de déficit marcados. Por eso, Passos Coelho ha reconocido que tendrá que "explicar" a los acreedores la nueva situación.
El primer ministro ha apelado además a los partidos políticos, especialmente al Partido Socialista, principal partido de la oposición, para que atiendan el llamamiento de la república, Aníbal Cavaco Silva, para construir un consenso nacional.
"Estos objetivos nacionales sobrepasan los colores partidistas y no distinguen de gobiernos, pero no pueden ser alcanzados sin compromisos duraderos entre nuestras instituciones, incluidos claro está los partidos del arco de gobernabilidad y los órganos de soberanía", ha señalado en su intervención, que ha durado 19 minutos.