Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento israelí suspende seis meses al árabe-israelí Basel Ghattas

La comisión de ética de la Knesset de Israel ha aprobado este lunes suspender al parlamentario árabe-israelí Basel Ghattas, arrestado el pasado mes de diciembre por haber entregado de contrabando teléfonos a palestinos encarcelados por terrorismo.
El Parlamento ha anunciado este lunes que Ghattas tendrá prohibida la actividad parlamentaria durante un período de seis meses, el castigo más severo que ha autorizado el comité, según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.
Ghattas ha considerado la decisión de la Knesset una "venganza", asegurando que no se ha tomado ninguna decisión similar contra ningún otro parlamentario que esté siendo investigado antes de que se emita una sentencia.
"El sistema político y de autoridad (de Israel) no deja de establecer récords en su historial acerca del tratamiento de los parlamentarios árabes", ha criticado.
El árabe-israelí ha indicado que considerará presentar una petición ante el Tribunal Superior de Justicia para que se cancele la decisión del Parlamento.
La comisión de ética, que cree que la actitud Ghattas constituye una violación grave de la ética, también ha debatido una petición para revocar el salario de Ghattas, pero si bien la mayor parte de los miembros estaba a favor, el parlamentario Yusef Jabarin se ha opuesto a esta medida que, para aprobarse, necesita de un voto unánime.
El parlamentario hace frente a cargos por conspirar para cometer un crimen, fraude, violación de la confianza y violar órdenes del Servicio de Prisiones de Israel.
Ghattas, bajo arresto domiciliario tras su detención, tendrá que pagar 50.000 shekels (unos 12.400 euros) como garantía de que no violará los términos de su liberación, y será escoltado por cuatro agentes tanto en casa como en sus desplazamientos al Parlamento.
Asimismo, tiene prohibido abandonar el país durante un periodo de seis meses, el mismo tiempo durante el que no podrá ejercer su cargo.
El fiscal general ha afirmado que Ghattas entregó varios sobres a presos que contenían doce teléfonos móviles, 16 tarjetas SIM, dos baterías de teléfono y cascos.
El parlamentario ha reconocido haber entregado los sobres tras ver las imágenes de las cámaras de seguridad, si bien ha dicho que no sabía lo que había en su interior.
Tras su detención, Ghattas ha asegurado que "no lamenta" haber entregado los sobres a los presos. "Me reúno con ellos desde hace años e intento ayudarles sin violar la ley. Es mi deber ayudar a mi gente", ha remachado.