Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento retomará este martes el debate sobre la responsabilidad política de Maduro

La Asamblea Nacional de Venezuela retomará este martes el debate sobre la responsabilidad política del presidente del país, Nicolás Maduro, en la crisis que sufre la nación caribeña, después de semanas de suspensión para favorecer el diálogo entre Gobierno y oposición.
"Mañana la Asamblea Nacional tendrá como único punto la 'consideración de la responsabilidad política de Nicolás Maduro'", ha anunciado en Twitter el secretario de la sede legislativa, Roberto Marrero. La sesión comenzará a las 14.30 (hora local).
El pasado 27 de octubre, los diputados venezolanos comenzaron a analizar si Maduro es responsable político de la crisis económica y social en Venezuela por "abandono del cargo", pero el 1 de noviembre suspendieron el proceso como gesto de buena voluntad hacia el Gobierno.
La Mesa de Unidad Democrática (MUD) --que controla el Congreso desde hace un año-- y el Gobierno iniciaron el pasado 30 de octubre en Isla Margarita un diálogo para pactar una solución a la crisis, pero está estancado porque ambos se acusan de incumplir lo pactado.
Si el Congreso declarara la responsabilidad política de Maduro, podría empujarlo a un juicio. Aunque parte de la coalición opositora ha hablado de 'impeachment', en Venezuela no existe esta figura jurídica, por lo que se trataría de un proceso judicial ordinario.
"Esta es la mayor sanción que puede aplicar el Poder Legislativo y puede dar lugar a la responsabilidad penal y administrativa del mandatario y desembocar en nuevas elecciones presidenciales", explica el Parlamento en su página web.
La decisión de la Asamblea Nacional podría ser anulada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), dado que el pasado mes de agosto determinó que todas las decisiones parlamentarias serán nulas hasta que no se expulse a tres diputados acusados de comprar votos.