Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento polaco aprueba los presupuestos generales a pesar de las protestas y en ausencia de la oposición

El Parlamento de Polonia ha aprobado este viernes por la noche los presupuestos generales, que estaban siendo debatidos cuando ha estallado una protesta durante la sesión por una legislación que busca restringir el acceso de la prensa a la sede parlamentaria, a pesar del caos que se ha generado en las inmediaciones y, además, en ausencia de la oposición.
Los líderes de Plataforma Cívica (PO), Nowoczesna y el Partido Popular Polaco (PSL) han entregado una carta a la presidencia del Parlamento asegurando que la votación había sido ilegal, tal y como recoge Radio Poland.
El líder de PO, Grzegorz Schetyna, ha señalado que se trata de una "crisis constitucional", si bien los diputados del gobernante Partido Ley y Justicia (PiS) han insistido en que la decisión de aprobar los presupuestos se ha tomado en una votación legal.
El presidente del Parlamento, Marek Kuchcinski (PiS), ha hecho un llamamiento para retomar la sesión después de varias horas de protestas en las que la oposición han bloqueado el edificio, en el marco de un debate sobre la nueva ley de prensa.
Los disturbios comenzaron cuando el diputado opositor Michal Szczerba --'número dos' de PO-- se puso de pie con una pancarta en la que ponía "prensa libre", a lo que Kuchcinski respondió excluyéndole del debate.
La votación continuó en una sala secundaria en torno a las 21.30, sin la partición de la oposición, que ha cuestionado que durante esta sesión alternativa se alcanzara el quórum necesario para votar. El Presupuesto tendrá que pasar ahora al Senado (cámara alta) para su votación.
PROTESTAS CONTRA LA LEY DE PRENSA
Las protestas se han extendido por las inmediaciones de las instalaciones parlamentarias, en las que los manifestantes han expresado su apoyo a las formaciones de la oposición que se han mostrado contrarias a esta nueva legislación sobre el acceso de periodistas a la sede.
Durante la jornada se han concentrado cientos de personas alrededor del Parlamento, liderados por el Comité en Defensa de la Democracia, con pancartas en las que mostraban su apoyo a los opositores. "Diputados, no tengáis miedo de hacer lo correcto" se podía leer en algunas.
La nueva legislación, que entraría en vigor el próximo 1 de enero, restringe el acceso de periodistas al edificio del Parlamento, en Varsovia. En su lugar, se les habilitará un estudio en un bloque diferente para llevar a cabo entrevistas con los diputados.
Sólo a cinco cadenas de televisión seleccionadas por el Gobierno se les permitirá la entrada a la sede parlamentaria y la emisión de entrevistas, si bien no entrará ningún operador de cámara para retransmitir los debates.
En la actualidad, la prensa tiene acceso a gran parte de la sede parlamentaria y cuentan con permisos para entrevistarles en las instalaciones.
Por su parte, el líder del PiS, Jaroslaw Kaczynski, ha defendido esta nueva propuesta señalando que la cantidad de cámaras presentes en las sesiones le han llevado a incluso ser golpeado con aparatos de grabación en la cabeza.