Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento de Israel aplaza la votación sobre el proyecto de legalización de asentamientos

El Parlamento de Israel ha aplazado este lunes hasta la semana que viene la votación sobre el proyecto sobre la legalización de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este, según ha informado el diario local 'Arutz Sheva'.
El presidente de la coalición en la Knesset, David Bitan, ha anunciado que el debate comenzará durante la jornada del martes, cuando se abrirá un periodo para la presentación de reservas hasta el miércoles.
Posteriormente, las discusiones sobre la conocida como 'Ley de Regulación' continuarán hasta la jornada del lunes, cuando podría celebrarse la votación.
El proyecto tiene como objetivo legalizar todos los asentamientos que se hayan construido en territorios ocupados desde 1967 sin haber sido autorizados por el Gobierno israelí.
El Derecho Internacional considera ilegales todos los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este, si bien el Gobierno de Israel distingue entre aquellos que cuentan con autorización y los que no.
El coordinador especial de Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, afirmó en diciembre que si Israel avanza en su polémico proyecto disminuirán "gravemente" las perspectivas de paz con Palestina.
La Administración de Barack Obama criticó esta propuesta después de que un comité ministerial israelí la aprobara el pasado mes de noviembre, definiéndola como un "paso preocupante". Sin embargo, el Gobierno de Donald Trump ha evitado pronunciarse sobre el asunto.
Según la organización israelí Peace Now, en Cisjordania existen un total de 97 asentamientos construidos sin autorización estatal, además de 131 levantados de forma legal --desde el punto de vista del Gobierno israelí--.
La población en asentamientos israelíes ha crecido exponencialmente desde mediados de los años ochenta, pasando de unos 53.400 registrados en 1984 a la cifra de 385.900 de 2015.