Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Park no acude a la primera sesión en el Constitucional para decidir su futuro

El Tribunal Constitucional de Corea del Sur ha celebrado este martes su primera audiencia para determinar el futuro de la presidenta del país, Park Geun Hye, a quien el Parlamento apartó del cargo en diciembre en relación con un escándalo de corrupción que involucra a la mandataria y su confidente íntima, Choi Soon Sil.
Park, cuyas funciones han sido suspendidas hasta que el tribunal tome una decisión, no ha comparecido en la audiencia, como ya se esperaba, por lo que el presidente del Constitucional, Park Han Chul, ha aplazado la sesión nueve minutos después de su inicio, según informa la agencia oficial Yonhap.
"Haremos todo lo posible para llevar a cabo una revisión estricta y justa del caso del juicio político", ha afirmado el juez, aclarando que si Park no comparece de nuevo el juicio se llevará a cabo en su ausencia mediante un representante.
Park fue destituida por la Asamblea Nacional el 9 de diciembre por su presunta implicación en una serie de infracciones cometidas por Choi, quien ha sido acusada de abusar de sus lazos con la presidenta para ganar varios favores empresariales y personales a pesar de no ostentar ningún puesto gubernamental. La presidenta ha rechazado las acusaciones en su contra.
En declaraciones tras la audiencia, el representante legal de Park, Lee Joong Hwan, ha señalado que no es probable que la presidenta asista a las próximas audiencias a no ser que haya circunstancias especiales.
El Constitucional debe dictaminar si Park violó la soberanía del pueblo y el Estado de derecho, abusó de su poder, infringió la libertad de prensa, descuidó su obligación de proteger el derecho a la vida y participó en sobornos y otros delitos. El tribunal tiene 180 días para decidir si ratifica la moción de destitución o reinstaura a Park en el cargo.