Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Park defiende su inocencia y denuncia las acusaciones "falsas" de las que ha sido víctima

La presidenta surcoreana, Park Geun Hye, ha hablado por primera vez tras ser suspendida del cargo el pasado 9 de diciembre para negar su implicación en un escándalo de corrupción que involucra a su confidente íntima y denunciar que ha sido víctima de informaciones y acusaciones falsas.
En declaraciones a la prensa este domingo, Park ha expresado su malestar por las acusaciones "distorsionadas y falsas" y las informaciones "erróneas" publicadas por los medios en relación con el caso y ha prometido que responderá "concienzudamente" a la investigación en curso por parte de un fiscal independiente que trata de determinar si la mandataria incurrió en abuso de autoridad, coerción y filtración de secretos oficiales.
"Los rumores, historias y emisiones han sido distorsionados, y la información falsa se ha descontrolado", ha lamentado Park durante un encuentro con la prensa celebrado en la sede de la Presidencia, Cheong Wa Dae, según informa la agencia oficial Yonhap. Park ha dicho sentirse "apesadumbrada" por los "malentendidos" e "informaciones erróneas" que han engendrado más malentendidos.
Los abogados de la presidenta ya habían rechazado en diciembre los cargos y habían instado al Tribunal Constitucional a que anulara la decisión del Parlamento de someterla a un juicio político. La mandataria se enfrenta a cargos por permitir a su confidente íntima Choi Soon Sil, que no ostenta ningún puesto oficial, inmiscuirse en asuntos estatales importantes, incluidos nombramientos de altos cargos.
Asimismo, es sospechosa de haber desempeñado un papel en la presión sobre empresas como Samsung o Hyundai para que financiasen con una gran cantidad de dinero a dos fundaciones sin ánimo de lucro vinculadas a Choi, quien está acusada de conspiración para cometer fraude.
En sus declaraciones de este domingo, Park ha negado este extremo y ha rechazado que Choi ejerciera influencia en asuntos de Estado. "Hay deberes y juicios que el presidente está obligado a tomar", ha afirmado. "¿Cómo pueden mantener que mi conocida hizo todo?", ha añadido, asegurando que ha dirigido el país conforme a su propia filosofía y convicciones.