Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Park: "La conducta del capitán equivale a un acto de asesinato"

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, ha criticado duramente al capitán del 'Sewol', que se hundió el miércoles en las aguas del país, y ha afirmado que su huida del barco cuando éste empezaba a zozobrar equivale a un "asesinato". La mandataria ha asegurado que todos los responsables harán frente a responsabilidades "civiles y criminales". De hecho, otros cuatro miembros más de la tripulación del ferry 'Sewol' han sido puestos este lunes bajo arresto por los cargos de abandonar el barco y no cumplir con su obligación de evacuar de forma segura a los pasajeros.

"Por encima de todo, la conducta del capitán y algunos miembros de la tripulación es inexplicable desde el punto de vista del sentido común, y equivale a un acto de asesinato que no puede y no debe ser tolerado", ha afirmado, según ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
La mandataria, que ha prometido desvelar las irregularidades en las operaciones del ferry, ha asegurado que todos los responsables harán frente a responsabilidades "civiles y criminales", independientemente del cargo que ocupen.
Las autoridades surcoreanas han confirmado hasta el momento la muerte de 64 personas. Las tareas de rescate de este lunes se centran en el comedor del tercer piso del buque, después de que los equipos hayan encontrado una ruta hasta dicha zona durante la noche, tal y como ha indicado Ko Myeong Seok, un portavoz de los equipos de rescate.
Las autoridades ya han indicado que el comedor, junto con los pasillos y las zonas comerciales, son las áreas del barco en las que los equipos de rescate esperan encontrar a la mayoría de los pasajeros.
Ko ha detallado que 214 botes y 35 aviones han participado durante la noche en las tareas de búsqueda, al tiempo que ha apuntado que 151 trabajadores de los equipos de rescate han sido enviados a misiones submarinas.
Más detenido y un intento de suicidio
Otros cuatro miembros más de la tripulación han sido puestos este lunes bajo arresto por los cargos de abandonar el barco y no cumplir con su obligación de evacuar de forma segura a los pasajeros, según fuentes policiales citadas por la agencia surcoreana Yonhap.
De acuerdo con el equipo conjunto de investigación de la Policía y la Fiscalía, los cuatro nuevos detenidos se enfrentan a cargos por negligencia en sus obligaciones y por infringir los estándares de asistencia y rescate en el mar.
Los nuevos detenidos son tres tripulantes de cabina y el ingeniero en jefe del 'Sewol'. Su arresto se produce tres días después de la detención del capitán del ferry, Lee Jun Seok, y otros dos miembros de la tripulación.
En concreto, los cuatro arrestados este lunes son dos primeros oficiales, incluido un sospechoso apellidado Kang, un segundo oficial y un ingeniero jefe. Al parecer Kang es, supuestamente, el miembro de la tripulación que se puso en contacto por radio con el Servicio de Tráfico de Buques (VTS, por sus siglas en inglés) y preguntó si los pasajeros serían rescatados si ellos abandonaban el barco frente a la costa sur del país.
La transcripción de la comunicación mostró que el VTS de Jindo había ordenado que se tomaran las medidas de emergencia para evacuar a los pasajeros, pero la tripulación hizo caso omiso.
Asimismo, según la Fiscalía, se ha prohibido abandonar el país al presidente de Chonghaejin Marine, la empresa propietaria del ferry, y a su principal accionista.
Por otra parte, según la Comisaría de Mokpo, otro ingeniero jefe, que fue interrogado por los investigadores, intentó suicidarse este lunes por la mañana, debido, al parecer, a la presión por la intensa investigación. El hombre permanece estable en el hospital, a la espera de ser interrogado nuevamente.
El equipo de investigación ha precisado que ampliará su indagación a los funcionarios marítimos del Gobierno para evaluar si el ferry estaba debidamente supervisado y gestionado, ya que el peso de la carga fue declarado falsamente, lo que genera las sospechas de que la Oficina de Asuntos Marítimos y Portuarios de Incheon, que emitió la licencia del 'Sewol' en marzo, no comprobó correctamente si el barco estaba sobrecargado.
El ferry, de 6.825 toneladas, y que hacía la ruta desde la ciudad portuaria de Incheon hasta la isla turística de Jeju, se hundió el pasado miércoles frente a la isla de Jindo (suroeste), con 476 personas a bordo. Hasta el momento, han fallecido 64 personas, 174 fueron rescatadas con vida y 238 continúan en paradero desconocido.
Las esperanzas de encontrar supervivientes se desvanecen a medida que pasan las horas.