Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Park nombra a su abogado en medio de un escándalo de corrupción y tráfico de influencias

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, ha nombrado este martes a su abogado, mientras la Fiscalía se prepara para interrogarla esta semana sobre su presunta vinculación a un escándalo de corrupción y tráfico de influencias.
Park ha elegido como su representante legal a Yoo Yeong Ha, un antiguo miembro del comité permanente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
Por su parte, la Fiscalía ha comunicado a la Presidencia que planea interrogar a la mandataria durante la jornada del miércoles.
Junto a la presidenta, también serán citados varios magnates del país, incluido el presidente del Grupo Hyundai Motor, Chung Mong Koo, y el vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae Yong.
Todos ellos serán interrogados sobre las donaciones de fondos de sus compañías a dos fundaciones sin ánimo de lucro controladas por una confidente de la mandataria, Choi Soon Sil.
La intención es la de averiguar cómo fueron organizadas sus reuniones bilaterales con la presidenta tras una reunión colectiva con Park mantenida el 24 de julio del año pasado en la oficina presidencial y conocer qué se discutió en las reuniones.
Durante dicha reunión, Park pidió a 17 líderes de los poderosos 'chaebol' -- los conglomerados empresariales surcoreanos -- que extendieran su apoyo a la creación de dos fundaciones: Mir y K-Sports, supuestamente destinadas a promover la llamada 'hallyu', la 'ola cultural' coreana abanderada por géneros musicales como el 'k-pop'.
Choi, quien fue arrestada a finales de octubre por cargos de fraude y abuso de poder, está en el centro de un escándalo que ha desatado manifestaciones masivas en el país.
Más de un millón de manifestantes ocuparon las calles en protesta contra el escándalo de tráfico de influencias que involucra a Choi Soon Sil, confidente íntima de la presidenta, y dos jefes secretarios presidenciales. A principios de este mes, Choi fue arrestada por cargos de fraude y abuso de poder.
A pesar de dos disculpas ante el pueblo por parte de Park, su índice de aprobación cayó a un mínimo histórico del 5 por ciento, según la compañía local de sondeos Gallup Korea.
La Constitución de Corea del Sur no permite procesar a un presidente en ejercicio, pero algunos funcionarios de alto rango han señalado que es admisible un interrogatorio como parte de una investigación más amplia.