Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa masticará hoja de coca durante su visita a Bolivia

El Papa venera la Sábana Santa de TurínInformativos Telecinco/ Agencias

El Papa Francisco ha pedido a las autoridades bolivianas hojas de coca para masticarlas en cuanto llegue al aeropuerto de El Alto, donde comenzará el 8 de julio su visita de tres días a Bolivia, ha asegurado el ministro de Culturas boliviano, Marko Machicao.

Machicao ha comentado en una entrevista con la televisión estatal que Francisco conoce los valores medicinales y alimenticios de la hoja de coca en zonas de mucha altitud. "Se le había ofrecido mate de coca o algo para la altura. Él nos ha pedido específicamente que quiere hacer masticado de coca (...). Así que al Santo Padre se le estará esperado con la sagrada hoja de coca", ha indicado, según recoge la agencia de noticias oficial, ABI.
En Bolivia el masticado o acullico de las hojas secas de coca es una práctica milenaria de indígenas, mineros y sectores populares de la población para contrarrestar el cansancio, el hambre y los efectos de la altura. En 2013, el presidente Evo Morales logró despenalizar el acullico de esa hoja en Bolivia, país que proclama que 'coca no es cocaína'.
Durante su estadía en Bolivia, el Papa Francisco también recibirá de obsequio un pastel y productos derivados de la hoja de coca. "Estaremos entregando un pastel de coca, mate de coca y algunos otros derivados de coca para que consuma nuestro hermano Papa", informó el vicepresidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza.
El papa Francisco llegará a Bolivia el 8 de julio y visitará primero las ciudades de El Alto y La Paz, donde se reunirá con el presidente Evo Morales, entre otras actividades.
En la noche de ese mismo día, Francisco viajará a la ciudad de Santa Cruz para descansar y entre el 9 y 10 de julio celebrará una misa, visitará la cárcel de Palmasola y participará de una Cumbre Internacional de Movimientos Sociales y Populares.