Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide que el deporte no sea instrumento de odio

El Papa Francisco bendice en Río las banderas olímpicasReuters

El Pontifice ha recibido este jueves las llaves de la ciudad de Río de Janeiro en el balcón del Palacio de la Ciudad, donde también ha bendecido las banderas olímpicas de cara a la celebración de los Juegos Olímpicos en Brasil en 2016, en un acto al que ha asistido el jugador de fútbol brasileño Pelé.

Pocos minutos antes de reunirse con los atletas, el Pontífice ha lanzado un mensaje en su cuenta de Twitter (@pontifex) en el que pide "que el deporte sea un instrumento de intercambio y de superación y nunca de violencia y de odio".
El Pontífice, acompañado por autoridades políticas, entre ellas, el gobernador de Río, Sergio Cabral, y el alcalde Eduardo Paes, y religiosas, también ha impartido la bendición a las decenas de personas presentes en el acto, la cual ha extendido a sus familias, y les ha pedido que recen por él.
Además, se le ha escuchado bromear acerca del tiempo al decir que "va a haber que mandarle una docena de huevos a las monjas clarisas" para que deje de llover.
A la salida del Palacio, el Papa se ha subido al fiat gris para dirigirse a la comunidad de Varginha (Manguinos) donde pronunciará el tercer discurso de su viaje a Brasil con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.