Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa se salta su cita con los obispos en Sri Lanka por saludar a miles de personas

El Papa Francisco en Sri LankaREuters

El Papa ha aterrizado en el aeropuerto internacional de Colombo (Sri Lanka) donde le ha recibido el recién elegido presidente del país tras las elecciones del pasado 8 de diciembre, Maithripala Sirisena. El Pontífice ha saltado la primera cita de su segundo viaje apostólico a Asia al haberse alargado los saludos a las decenas de miles de personas que se concentraron en las inmediaciones de los 28 kilómetros que debía recorrer el papamóvil.

La agenda del Pontífice se ha visto así modificada y no ha tenido lugar el encuentro con los obispos de Sri Lanka en el Arzobispado de Colombo.
A pesar de que en Sri Lanka, sólo el 7 por ciento de la población es católica, decenas de miles de personas no dudaron en esperar al Papa a su paso por Sri Lanka.
La segunda cita de su gira asiática será una reunión con el recién elegido presidente del país tras las elecciones del pasado 8 de diciembre, Maithripala Sirisena.
Nada más aterrizar en el aeropuerto de Colombo, el Papa Francisco ha pronunciado sus primeras palabras y ha pedido que las autoridades desvelen la verdad de lo ocurrido durante la guerra civil en el país para consolidar la paz y cerrar las heridas entre las diferentes comunidades religiosas.
"El proceso de curación necesita incluir la búsqueda de la verdad, no para reabrir heridas antiguas, sino como un medio necesario para promover la verdad y la unidad", ha apuntado desde el aeropuerto internacional de Bandaraniake.
Durante su visita a Sri Lanka, Francisco pronunciará siete discursos y oficiará cuatro misas, antes de volar a Filipinas. Durante la gira, visitará las ciudades de Colombo, Manila y Tacloban.
Durante su viaje, aprovechará para encontrarse con víctimas del tifón 'Yolanda' y para enviar un mensaje de reconciliación en Sri Lanka tras una guerra civil que se prolongó durante un cuarto de siglo hasta 2009.