Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco viaja a Sarajevo, donde mantiene un encuentro interreligioso

El Papa Francisco tiene previsto mantener un encuentro interreligioso durante su visita a Sarajevo (Bosnia-Herzegovina) que tendrá lugar en el Centro Internacional Franciscano, al que asistirán además el cardenal Vinko Pulji y representantes del mundo musulmán, ortodoxo y judío, según el programa de la visita publicado por el Vaticano.

Este gesto cobra especial importancia en Bosnia donde la caída del comunismo y la desintegración de Yugoslavia provocó la guerra entre distintos grupos étnicos y religiosos: los bosnios musulmanes, los serbios ortodoxos y los croatas católicos. Durante el conflicto, que duró desde 1992 hasta 1995, murieron más de 100.000 personas y hubo casi 2 millones de desplazados.
Durante su visita, el Pontífice pronunciará seis discursos y se reunirá con autoridades civiles y religiosas del país. Francisco aterrizará en Sarajevo a las 9.00 horas, después de aproximadamente una hora y media de vuelo desde Roma. Tras la ceremonia de bienvenida, visitará el palacio presidencial. Después celebrará una misa multitudinaria en el Estadio Olímpico de Sarajevo, con capacidad para 37.000 asistentes, donde también celebró Juan Pablo II.
Asimismo se reunirá con sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas en la catedral. Antes de coger el avión y partir a Roma, se reunirá con varios jóvenes en el centro diocesano juvenil "Juan Pablo II". Está previsto que llegue a Roma a las 21:30 de la noche al aeropuerto de Ciampino.
El portavoz de la Oficina de prensa del Vaticano, el padre Federico Lombardi, explicó a finales de mayo que el Papa usará el papamóvil descubierto que usa en la Plaza de San Pedro durante su viaje a Bosnia al tiempo que ha negado que haya "preocupación" por parte del Vaticano sobre la seguridad en el país.