Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los enfrentamientos en Pakistán se saldan con 215 heridos

Disturbios en PakistánEFE

Los manifestantes contra el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, han entrado en las inmediaciones del Parlamento paquistaní estrellando un camión contra la valla, tras una tarde de violentos enfrentamientos entre Policía y simpatizantes del clérigo Tahir ul Qadri y del líder opositor Imram Khan que han dejado por ahora 215 heridos, entre ellos 40 policías, en la capital del país.

Los manifestantes no han podido conseguir su objetivo por el fuerte dispositivo de seguridad de que se encontraba rodeando la sede de la cámara, pero el religioso ha anunciado que piensa ordenar a sus partidarios que se dirijan inmediatamente al domicilio particular del primer ministro Sharif --antes se habían concentrado frente a su residencia oficial-- para exigir su dimisión a través de una sentada pacífica, algo que el jefe del Gobierno no tiene intención de hacer, según un comunicado oficial recogido por la cadena Geo.
El Gobierno paquistaní y la oposición se han responsabilizado mutuamente de haber implicado al jefe del Ejército en las conversaciones para resolver la crisis política que atraviesa el país a raíz de las protestas encabezadas por ambos líderes, que mantienen a miles de seguidores acampados en el centro de Islamabad.
En una comparecencia ante el Parlamento, el primer ministro Sharif, ha señalado que fueron Qadri y Jan los que pidieron reunirse con el jefe del Ejército, general Raheel Sharif, y que él ha dado permiso al militar para que hable con los líderes opositores y actúe de mediador.
Previamente, el ministro del Interior, Nisar Ali Jan, había justificado la implicación del comandante del Ejército como la única opción para desbloquear la situación, ante la negativa de los dos líderes opositores de deponer sus protestas.
Esta versión oficial contrasta con la ofrecida por Qadri, líder de Pakistan Awami Tehreek (PAT). El religioso no ha dudado en acusar al Gobierno de "mentir a todo el país" tras las declaraciones de Sharif y el ministro de Interior.
"Han engañado a la nación, han mentido en el estrado de la Asamblea Nacional", ha lamentado, refiriéndose al "así llamado primer ministro que ha llegado al poder con un mandato falso". "El Gobierno y el primer ministro dicen que ellos no pidieron al Ejército que actúe como mediador en esta crisis, eso es una mentira", ha insistido, "fueron ellos los que lo pidieron".
En este sentido, el religioso ha indicado que se enteró del papel de mediador del comandante del Ejército a través de los medios. "No he hablado jamás en mi vida con el jefe del Ejército. Le vi por primera vez anoche", ha precisado.
Según ha explicado, tanto él como Imran Jan, el exjugador de críquet que lidera el partido Pakistán Tehreek-i-Insaf (PTI), se reunieron por separado con el general, y luego los tres celebraron una reunión conjunta. En su caso, ha señalado que le trasladó las peticiones del PAT: dimisión del primer ministro y disolución del Gobierno.