Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padres de una japonesa secuestrada hace 39 años piden que el retorno de los raptados sea prioridad del Gobierno

Los padres de una japonesa secuestrada por Corea del Norte hace 39 años han pedido, una vez más, su inmediato retorno y han pedido al Gobierno nipón que haga del regreso de los raptados su prioridad.
En entrevista con la cadena japonesa NHK, los padres de Megumi Yokota, Shigeru y Sakie Yokota, han señalado que la liberación de todos los secuestrados podría mejorar las relaciones entre Tokio y Pyongyang.
Si bien Sakie ha recordado que los secuestros no tuvieron lugar bajo el mandato del actual líder del régimen norcoreano, Kim Jong Un, sino durante la era de su padre, pero ha mostrado su esperanza de que el actual líder se sienta obligado a devolver a los raptados a sus familias, entre ellos a Megumi.
Asimismo, ha definido el secuestro por parte de Corea del Norte de ciudadanos japoneses como un acto criminal. Por su parte, su marido, Shigeru, se ha mostrado confiado en que su hija esté bien en el país, porque ya de pequeña era muy amigable.
Megumi Yokota es una de los trece ciudadanos japoneses que Corea del Norte admitió en 2002 que había secuestrado durante la década de los 70 y 80. El Gobierno norcoreano informó de que al menos ocho de ellos habían fallecido, entre ellos Megumi, aunque Japón ha advertido de que necesita obtener más información sobre esta cuestión, uno de los principales obstáculos en la relación entre ambos países.
Megumi fue secuestrada el 15 de noviembre de 1977, cuando regresaba a casa desde la escuela en la ciudad de Niigata. En el momento de su secuestro, Megumi tenía sólo 13 años.
En 2014, los padres de la joven se reunieron con su nieta y bisnieta norcoreanas por primera vez.