Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE celebra el fin "a uno de los últimos vestigios de la Guerra Fría"

cubacuatro.com

La portavoz de Exteriores del PSOE en el Congreso, Trinidad Jiménez, ha celebrado el momento "histórico" que supone el "deshielo" de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba después de más de 50 años, "uno de los últimos vestigios de la Guerra Fría".

En rueda de prensa en la Cámara Baja, considera "una buena noticia" para la comunidad internacional, para América Latina y también para España que, por primera vez después de más de medio siglo, los presidentes de Estados Unidos y Cuba hayan conseguido restablecer sus relaciones en todos los ámbitos, lo que supone, de facto, el levantamiento del embargo.
Por ello, ha querido dar la enhorabuena tanto a Barack Obama y a Raúl Castro como al resto de actores que han participado en la consecución de la normalización de las relaciones entre ambos países "por haber sabido dialogar y llegar a un entendimiento" y porque, según ha subrayado, el proceso que se va a abrir es ya "irreversible".
"Muchos países han apostado por ese entendimiento"
Según ha destacado, hoy Estados Unidos y Cuba son los protagonistas de este momento "histórico", pero a su vez también lo son "muchos" países que, como España, han apostado por ese entendimiento entre ambos países reclamando el fin de la política de embargo hacia la isla.
Trinidad Jiménez ha destacado que España siempre apostó por que ambos países normalizaran sus relaciones y, por eso, ha apuntado que hoy nuestro país se alegra especialmente por que hayan retomado ese ansiado diálogo.
En concreto, ha citado el papel que han llevado adelante en aras de ese fin Miguel Ángel Moratinos que, estando al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores, consiguió que Cuba liberara 75 presos de conciencia o la labor que ha llevado adelante el actual jefe de la diplomacia, José Manuel García Margallo.
Era una situación "absurda"
El portavoz socialista de Defensa en el Congreso, Diego López Garrido, también ha aplaudido el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, al tiempo que ha mostrado su esperanza en que ésta desemboque en el desbloqueo económico hacia la isla, "una antigualla que no tiene menor sentido en estos momentos".
Para el diputado socialista, era algo de "paleolítico" y "absurdo" que ambos países, tan cercanos física y culturalmente, no tuvieran ningún tipo de relación. "No tenía ningún sentido y obedecía a razones ideológicas absolutamente superadas", ha dicho.
Por ello, considera que es "una gran noticia" para todos que Estados Unidos y Cuba vayan a normalizar sus relaciones, "más todavía para los españoles", dadas las vinculaciones "tan estrechas" y las raíces "tan hondas" que mantienen con la isla, "con independencia de los regimenes políticos puedan gustar más o menos".
"El régimen de Cuba no es el español ni el de Estados Unidos y no por eso no se deben de tener relaciones diplomáticas", ha apuntado el dirigente socialista, destacando la "lucidez" que, a su juicio, el presidente norteamericano ha mostrado para retomar las relaciones económicas y políticas con la isla.