Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PMA lleva ayuda a la ciudad iraquí de Shirqat tras la expulsión de Estado Islámico

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha entregado este miércoles alimentos en la ciudad iraquí de Shirqat, situada en la parte norte de Irak y controlada desde hace dos años por el grupo terrorista Estado Islámico.
El PMA, a través de su socio local Muslim Aid y gracias al apoyo de la agencia de cooperación de Estados Unidos (USAID), ha repartido entre mil familias de la zona de Jadhraniya y Shirqat suministros alimentarios para un mes. Hasta la semana pasada, la ciudad había permanecido sitiada y sin acceso humanitario.
La directora del PMA para Irak, Sally Haydock, ha advertido en un comunicado de que "las familias de Shirqat necesitan ayuda humanitaria de manera desesperada después de haber estado aislados del mundo durante más de dos años".
En este tiempo, los habitantes de esta zona situada a unas decenas de kilómetros de Mosul han vivido sin apenas acceso al agua, alimentos, servicios médicos y sin un mercado que funcione. La agencia de la ONU espera seguir prestando asistencia a las familias necesitadas durante las próximas semanas.
Desde que Estado Islámico irrumpió en Irak en junio de 2014, más de tres millones de iraquíes han tenido que abandonar sus hogares. El PMA ha logrado proporcionar asistencia alimentaria a más de 1 millón de desplazados vulnerables en las 18 provincias del país, si bien para poder seguir con sus programas necesita 68 millones de dólares de forma urgente.