Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oxfam alerta que más del 80 por ciento de los yemeníes está en situación de urgencia humanitaria

La ONG defiende que no se puede "volver la espalda" ante este conflicto
La guerra de Yemen ha dejado a más del 80 por ciento de la población civil en situación de extrema necesidad, después de dieciocho meses de conflicto, que han obligado a más de tres millones de personas a abandonar sus hogares, según ha advertido este miércoles la ONG Oxfam.
La organización humanitaria ha realizado una encuesta en la que han sido entrevistados alrededor de 1.000 yemeníes. De acuerdo con los resultados del sondeo, tres cuartas partes de los encuestados han dicho que se han visto obligados a huir de sus casas debido a los bombardeos.
Uno de cada cinco ha declarado que sus antiguas viviendas han sido destrozadas por completo. Más de la mitad de los encuestados han perdido a algún familiar o amigo cercado a causa de la violencia.
Desde que dio comienzo el conflicto en marzo de 2015, 3.800 civiles han muerto y más de 6.700 han resultado gravemente heridos a causa de los ataques aéreos, los combates y los ataques con artillería. Alrededor de 3,1 millones de yemeníes se han convertido en desplazados internos.
Según Oxfam, más del 80 por ciento de la población necesita ayuda humanitaria urgentemente.
"Los dieciocho meses de guerra han destrozado las vidas de millones de yemeníes. Veinte millones de personas necesitan asistencia humanitaria para poder sobrevivir y más de la mitad de la población se va a la cama cada noche sin haber comido", ha denunciado el director regional de Oxfam en Yemen, Sjjad Mohamed Sajid.
"El mundo no puede seguir volviendo la espalda a este conflicto mientras son los más vulnerables los que pagan los platos rotos", ha añadido Sajid.
De acuerdo con Oxfam, aquellos que tratan de regresar a sus hogares después de haber huido se encuentran con cientos de escuelas, centros médicos y fábricas destrozadas, por lo que les supone imposible poder reconstruir sus vidas en sus antiguas localidades.
La economía de Yemen también está sufriendo las consecuencias de la violencia y los combates. Desde que comenzaron los enfrentamientos, una de cada cuatro empresas en el país ha cerrado y la tasa de desempleo es de un 70 por ciento.