Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizaciones chinas convocan decenas de manifestaciones antijaponesas

Los chinos conmemoran el incidente de Manchuriacuatro.com

Cuando se conmemora el 81 aniversario del incidente de Manchuria

Organizaciones chinas han convocado a través de las redes sociales al menos 58 manifestaciones antijaponesas para este martes, cuando se conmemora el 81º aniversario del llamado incidente de Manchuria, que dio lugar a la invasión nipona del gigante asiático.
El lunes, unas 200 personas se han manifestado por séptimo día consecutivo frente a la Embajada de Japón en Pekín contra la compra de tres de las cinco islas que forman el archipiélago Senkaku/Diaoyu por parte del Gobierno del país vecino, según informa NHK. A lo largo del pasado fin de semana, miles de personas se han manifestado en al menos 85 ciudades chinas, con los consulados japoneses y las empresas niponas como escenario de las protestas contra la operación de compraventa.
En este contexto, la Embajada y los consulados de Japón han enviado correos electrónicos a los nacionales que residen en China para pedirles que ejerzan "la máxima precaución" mientras dure la oleada de manifestaciones antiniponas.
Por su parte, las empresas japonesas, entre ellas Canon, Panasonic y Toyota, han anunciado la suspensión de las actividades de las fábricas que poseen en territorio chino, al menos, hasta el martes, cuando se espera que se calme la situación.
El Gobierno chino se ha comprometido a garantizar la seguridad de los ciudadanos y de las propiedades japoneses y ha instado a los manifestantes a protestar "de forma ordenada, racional y pacífica". La Policía ha colocado carteles por todo Pekín recordando que "destrozar propiedades no es patriótico".
EL CONFLICTO
La tensión bilateral se disparó la semana pasada, cuando el Gobierno de Japón anunció la compra de tres de las cinco islas que forman el archipiélago a su propietario privado por 2.000 millones de yenes (20 millones de euros), que saldrán de los fondos reservados.
El plan de compra se puso sobre la mesa el pasado mes de junio, cuando el jefe de Gabinete, Osamu, Fujimura anunció la intención del Gobierno de sustituir el actual contrato de arrendamiento por uno que garantizara el control de las autoridades niponas sobre el archipiélago.
Sin embargo, la disputa territorial se remonta a 1895, cuando Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas, aunque en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.
Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense, como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.
China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.
En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.