Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con quince años mata a un compañero en un instituto de Oregón

Un adolescente de quince años, acusado del tiroteo en un instituto de OregónFacebook

La Policía estadounidense ha identificado al autor del tiroteo que este martes acabó con la vida de un estudiante en un instituto de Oregón como Jared Michael Padgett, un adolescente de quince años acusado de entrar en el centro educativo con un fusil de asalto AR15, una pistola y nueve cargadores que le habrían permitido realizar cientos de disparos, ha informado la cadena ABC.

Padgett falleció en el tiroteo tras dispararse con su arma en uno de los baños del centro educativo pero antes acabó con la vida de Emilio Hoffman, de catorce años, al que sorprendió en el vestuario del Instituto Reynolds, en Troutdale. Tras matar a Hoffman, Padget se enfrentó a disparos a la Policía antes de acabar con su propia vida.
La Policía ha admitido que todavía desconoce los motivos que llevaron al adolescente a actuar así. "No hemos establecido ningún vínculo entre el tirador y la víctima", ha dicho el jefe de la Policía Scott Anderson. "En este momento, sería inadecuado discutir sobre el posible motivo del tiroteo", ha añadido.
Padgett llegó a su centro educativo con un fusil de asalto, una pistola y nueva cargadores para el arma más grande en el interior de una funda de guitarra. Anderson ha explicado que utilizó el fusil de asalto AR15 pero que también tenía una pistola semiautomática, un cuchillo y nueve cargadores, con los que habría podido "varios centenares" de disparos.
El adolescante llevaba un chaleco preparado para llevar munición y un casco protector. Dado que tenía tanta munición, el jefe de Policía ha asegurado que ha sido esencial que las autoridades recibieron pronto el aviso sobre lo sucedido porque han podido salvar muchas vidas al frenar al tirador.
El tiroteo, según Anderson, comenzó cuando Padgett descubrió a Hoffman en los vestuarios y le disparó. El profesor de Educación Física Todd Rispler cerró el vestuario aunque fue alcanzado por una bala disparada por el adolescente, que le rozó la cintura. A pesar de la herida, el profesor dio la voz de alarma y se puso en marcha un dispositivo de emergencia y fue avisada la Policía.
El adolescente recibió a la Policía en el vestíbulo del instituto y disparó a uno de los agentes que llegó. Los agentes le encontraron muerto poco después en el interior de uno de los baños y determinó que se había quitado la vida.