Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"¿Recuerda al niño en una ambulancia en Siria? ¿Puede traerlo a mi casa?"

Alex tiene seis años, vive en los Estados Unidos. Conmocionado por la imagen de Omran, el niño sirio que vimos impasible en una ambulancia después de que su casa fuera bombardeada, se sentó y le escribió una carta a Obama. "¿Puede, por favor, encontrarlo y traerlo a nuestra casa?", empieza diciendo Alex, para añadir: "Le daremos una familia y él será nuestro hermano". El pequeño, a continuación, enumera todo lo que harían con él: "Catherine, mi hermana pequeña, cazará mariposas y luciérnagas para él". El pequeño explica que tiene un amigo en el cole que se llama Omar y es de Siria, por lo que podría presentarles. "Le invitaremos a fiestas de cumpleaños y él nos enseñará otro idioma". Y, como buenos hermanos, disfrutarán de los mismos juguetes -ya que aclara que Omran no tendrá ninguno- y aventuras: "Catherine compartirá con él su peluche azul, yo le prestaré mi bicicleta y le enseñaré a usarla". 

El Presidente de los Estados Unidos cuenta en un vídeo publicado en su Facebook tras la conferencia de la ONU sobre los refugiados que "él nos ha enseñado mucho y todos nosotros podemos aprender de Alex".