Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Odebrecht pagó más de 29.000 millones de dólares en sobornos por la concesión de la Ruta del Sol

La Fiscalía de Colombia ha informado este martes de que la constructora brasileña Odebrecht pagó más de 29.000 millones de dólares (24.900 millones de euros) en sobornos para hacerse con la concesión del tramo dos de la Ruta del Sol en el marco de una trama que implica a empresas nacionales y extranjeras.
Según varios informes del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht se aseguró en Colombia una serie de contratos de obras públicas entre 2009 y 2014, lo que supuso más de 11 millones de dólares en pagos irregulares, que se tradujeron en unos beneficios superiores a los 50 millones de dólares.
Asimismo, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, ha afirmado que, tras realizar una serie de investigaciones, la Fiscalía ha podido establecer que la empresa brasileña realizó otros pagos a través de sus filiales en Colombia para asegurarse la adjudicación de la construcción de la Ruta Ocaña-Gamarra.
"Se llevaron a cabo pagos relacionados con la adición de la Ruta Ocaña-Gamarra a través de contratos simulados, cuyo objeto consistía en la prestación de servicios, que según las evidencias recaudadas no se habrían ejecutado ni prestado", ha explicado el fiscal, según recoge el diario local 'El Espectador'.
"Una vez recibido el dinero, estas empresas distribuían parte del mismo a través de otros subcontratos o transacciones posteriores, los cuales tenían el objetivo de hacer llegar pagos irregulares a funcionarios públicos", ha añadido. Según la Fiscalía, la cuantía de los sobornos habría oscilado en torno al 4 y 5 por ciento del valor total de la obra.
Martínez ha aseverado que se presentarán cargos por blanqueo de capitales y que solicitará al Tribunal Supremo de Justicia que se investigue a cinco congresistas presuntamente implicados en la trama de sobornos relacionada con la Ruta del Sol II, una importante autopista de 528 kilómetros.
Odebrecht y su filial petroquímica, Braskem, llegaron el pasado diciembre a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos por el cual admiten el pago de sobornos a funcionarios de 12 países para conseguir contratos públicos.
Ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3.500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil.