Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "Nunca dije que este viaje fuera fácil pero lleva a un lugar mejor"

Obama acepta la nominación del Partido Demócrata para repetir mandato

Barack Obama ha aceptado hace unas horas la candidatura del Partido Demócrata para aspirar a la relección en Noviembre. En la última jornada de la convención y tras las actuaciones de Marc Anthony o los Foo Fitghters el presidente Obama ha reconocido que el camino que ofrece no es rápido ni tampoco fácil pero, eso sí, lleva a un lugar mejor. El mandatario ha pedido a los americanos cuatro años más para resolver los problemas del país.
Después de la intervención del vicepresidente Biden, Michell Obama ha subido al escenario para presentar al amor de su vida, mensaje que ha sido correspondido públicamente por el presidente, que, después de recordar a sus hijas que tienen colegio al día siguiente, ha comenzado con un discurso en el que ha prometido reducir las importaciones de crudo a la mitad de aquí a 2020, crear 600.000 puestos de trabajo en el sector del gas natural”.
El presidente ha menospreciado a algunos miembros del partido republicano que  no valoran la gravedad del cambio climático y ha defendido la educación para todos. Como se esperaba, Obama ha subrayado la captura de Bin Laden y ha recordado a Romney que su enemigo es Al Qaeda y no Rusia.
“América nunca te dije que este viaje fuera fácil y no lo prometo ahora”, con esta frase Obama comenzaba su despedida ante un público enfervorizado dejándose la voz en animar cada una de las palabras de su líder, que aseguró tener la mirada fija en un horizonte.
“Sí se puede”
La última jornada de la convención demócrata ha estado marcada por la presencia de muchas celebridades sobre el escenario. Una de las primeras en intervenir ha sido la jovencísima Scarlett Johanson, algo nerviosa, ha defendido la reforma sanitaria. Posteriormente, una diplomatica Caroline Kennedy, la hija de JFK, que ha dicho ver el espíritu de su padre en Obama.
También ha subido al escenario Eva Longoria, directa, pasional, y sincera. La actriz ha logrado levantar al público de sus asientos y se ha despedido recordando el lema que llevó a Obama a la Casa Blanca: “Sí se puede”.