Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barack Obama anuncia una ofensiva contra el Estado Islámico

Barack Obama durante un discurso en Tallín, la capital de EstoniaReuters

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha anunciado una ofensiva contra el Estado Islámico cuyos detalles concretará el próximo miércoles en una comparecencia ante el Congreso.

Obama se reunirá el martes con los líderes del Congreso para pedirles su apoyo en la nueva estrategia y ya el miércoles en su intervención ante el pleno "para describir cuál va a ser nuestro plan de juego", ha explicado el propio Obama en una entrevista con la NBC realizada el sábado y emitida este domingo.
"Quiero que el pueblo estadounidense comprenda la naturaleza de la amenaza y cómo vamos a ocuparnos de ella y que tenga confianza en que podremos ocuparnos de ella", ha afirmado Obama. "La siguiente fase es pasar a la ofensiva", ha asegurado.
Obama ha destacado además que necesitarán el apoyo de los países árabes, incluidas Arabia Saudí, Jordania y Emiratos Árabes Unidos, así como el de Turquía, para ayudar.
El inquilino de la Casa Blanca ha reconocido que no existen datos de los servicios secretos que apunten a una amenaza inmediata del Estado Islámico sobre Estados Unidos, pero ha recordado que en el grupo yihadista militan ciudadanos de países occidentales que podrían viajar a Estados Unidos "sin trabas" y convertirse así en una amenaza.
DEBATE EN EL CONGRESO
Ante la pregunta sobre si se votará el plan en el Congreso, Obama ha respondido que confía en tener la autorización necesaria para "proteger al pueblo americano". "Creo que es importante que el Congreso comprenda el plan, que lo 'compre' y lo debata", ha señalado.
El lunes reanuda sus sesiones el Congreso tras el parón veraniego con unos republicanos que podrían poner trabas a las políticas de Obama y que ya lo han hecho en un amplio espectro de temas.
Este mismo domingo, los presidentes de las comisiones de Inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado han abogado por la utilización de los comandos de fuerzas especiales. "Tenemos que terminar la partida", ha afirmado el republicano Mike Rogers.
La presidenta de la Comisión de Inteligencia del Senado, la demócrata Dianne Feinstein, ha instado a Obama a explicar adónde estarían dispuestos a llegar los miembros de la coalición internacional, cuál será la función de Arabia Saudí o si va a ayudar Irán. "Irán ha ofrecido ayuda. Yo, por una vez, creo que es útil", ha indicado Feinstein.
Otro dirigente republicano, Marco Rubio, posible candidato presidencial en 2016, ha criticado la "mala política exterior" de Obama y le ha instado a atacar al Estado Islámico en Siria. En la entrevista del domingo, Obama ha señalado que "la estrategia para Irak y Sira es ir a por los miembros y activos del Estado Islámico estén donde estén".
INTERVENCIÓN MILITAR
En cualquier caso, Obama ha descartado el envío de tropas a Irak o Siria porque "este no es el equivalente a la guerra de Irak" y destacó en cambio la creación de una coalición internacional contra el yihadismo de la que Estados Unidos es parte "nuclear".
"Vamos a formar parte de una coalición internacional y a llevar a cabo ataques aéreos en apoyo del trabajo en tierra de las tropas iraquíes y kurdas", ha indicado.
Estas declaraciones de Obama contrastan con la de apenas hace un mes, cuando reconoció ante la prensa que "aún no tenemos una estrategia" para enfrentarse al Estado Islámico. Obama llegó a la Casa Blanca en 2008 con una campaña que defendía la salida de las tropas estadounidenses de Irak.
Su intervención del miércoles será la víspera del aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington, en los que murieron unas 3.000 personas.