Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama y Putin se reúnen durante más de una hora

Barack Obama y Vladimir PutinReuters

Los presidentes de Estados Unidos y de Rusia, Barack Obama y Vladimir Putin, se han reunido en la ciudad china de Hangzhou, en los márgenes de la cumbre del G20, para hablar sobre la situación en Siria y Ucrania, un encuentro que, según el Kremlin, ha transcurrido "bien".

Según informa la agencia de noticias rusa RIA Nóvosti, la reunión ha comenzado con la presencia de asesores y altos cargos diplomáticos que, posteriormente, han dejado solos a los dos líderes para un breve cara a cara.
El portavoz de la presidencia rusa, Dimitri Peskov, ha definido como "buena" la reunión entre Obama y Putin y ha mencionado que ha durado más de lo previsto y que ha estado centrada en Siria y en Ucrania.
"La entrevista se prolongó más de lo planeado. Hubo un ligero retraso. Se habló de Siria, principalmente, y Ucrania. Luego hubo un cara a cara entre Obama y Putin", ha dicho el representante del Kremlin.
Peskov ha dicho que el diálogo ha ido "bien" y que el "trabajo va a continuar". Por parte de Rusia, han participado en las negociaciones, además de Peskov, el asesor de Putin para asuntos internacionales, Yuri Ushakov, y el ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov.
Antes de la reunión de Obama y Putin, sus ministros de Exteriores se han entrevistado sin llegar a cerrar un acuerdo para imponer un alto el fuego en Siria que permita la entrada de ayuda humanitaria en las zonas más afectadas por la guerra.
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha reconocido que quedan "asuntos técnicos" por resolver y, si bien ha admitido algunos avances, ha recalcado que Estados Unidos "no se precipitará", según ha informado la cadena de televisión estadounidense ABC.
Las conversaciones con el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se han centrado en un posible alto el fuego entre el Gobierno sirio y los rebeldes moderados, así como en un acuerdo de cooperación militar entre Estados Unidos y Rusia contra los grupos extremistas.
El alto el fuego acordado por Estados Unidos y Rusia en febrero de 2016 ha sido incumplido en reiteradas ocasiones y las conversaciones de paz se paralizaron a principios de año, cuando opositores y el régimen sirio se acusaron mutuamente de incumplir lo acordado.